Cómo sujetar la cámara y evitar fotos movidas.

Este es un artículo que la mayoría de la gente pasará por encima, sin siquiera pensar en su importancia, así que te felicito por llegar hasta aquí. Casi puedo asegurar que estás cometiendo alguno de los errores que más adelante detallo si es que eres nuevo en la fotografía, así que este artículo espero que te sea de ayuda para eliminar malos hábitos y te muestre cómo sujetar correctamente una cámara.

De píe.

Desde que comencé a sujetar mi cámara adecuadamente, he podido reducir la velocidad de disparo en mi cámara porque puedo sujetarla más firmemente en situaciones de poca luz. Todo tiene que ver con cómo la agarres y dónde pongas tu centro de gravedad, eso es lo que determina la vibración de la cámara y su equilibrio. Cuando sacas el brazo (como en la imagen de la izquierda), casi no estás sujetando la cámara y además estás separando el centro de gravedad hacia fuera del cuerpo.  Esto puede parecer extraño, pero es algo que todos hacemos sin darnos cuenta, sobre todo cuando se trata de tomar fotos de retrato. Lo que queremos es tratar de mantener los codos cerca, ya que se proporcionará estabilidad y se mantiene el centro de gravedad bajo.

Te darás cuenta de que la segunda foto también está mal, porque la mano izquierda no se está utilizando para apoyar correctamente la cámara. Mediante la colocación de la mano izquierda debajo de la lente de la cámara, estás llevando a cabo la doble tarea de estabilizar la cámara, y de mantener cualquier dedo “díscolo” alejado del final del objetivo.

  • Mantén los codos unidos contra el pecho
  • Mantén la mano izquierda debajo de la lente, en lugar de al lado
  • Inclínate ligeramente hacia la cámara, sosteniéndola con fuerza contra la frente
  • Mantén las piernas abiertas

1-standing

Ya he hablado sobre el centro de gravedad, porque eso es a lo que en última instancia se reduce todo. Cuanto más bajo esté, menos probable será que se mueva, y cuando más cercano esté a nuestro cuerpo, más fácil será que permanezca inmovil.

Abajo tenemos algo que hemos visto una y otra vez, repetido en todo el mundo por los turistas y estudiantes de arte: inclinarse hacia adelante y hacia atrás puede parecer una buena idea, pero en realidad es mucho más fácil dar un paso hacia atrás o hacia delante – ¡no seas perezoso! Piensa en ello como una torre de piezas apiladas que se inclina hacia un lado: es mucho más probable que temuevas y caigas. Mantente todo lo recto que puedas para tener mejores resultados.

2-Hold-a-camera-lean

Si sigues aún luchando por mantener todo estable, entonces hay una técnica adicional que me gustaría compartir. Hay diferentes variaciones sobre esta técnica, por lo general con lo que respecta a qué hacer con la mano izquierda, pero esta es la forma en que mejor funciona para mí. Usa tu brazo izquierdo como soporte, colocando la mano sobre el hombro y reposa la cámara en la parte superior del brazo. A continuación, puedes utilizar la cámara de forma normal, simplemente girandote hacia el lado del sujeto, en vez de estar frente a él.

Compruébalo por ti mismo y vé lo que funciona mejor para ti. No se trata de una postura que se use muy a menudo, ya que puede ser un poco incómodo, y hace muy complicado el uso del zoom, pero he recurrido a ella en el pasado, cuando la necesidad obligaba a ello.

3-grip

Sentado.

No sorprende a nadie que sentarse hace que baje tu centro de gravedad y aumente el equilibrio, pero aún así hay una manera correcta y una manera incorrecta de hacerlo. Al estirar las piernas hacia fuera, estás realmente apoyando sólo parcialmente tu cuerpo, y por no inclinarte, tu punto de equilibrio se mueve adelante y atrás.

Con sólo levantar tus rodillas, tienes un lugar donde poner los codos, y apoyándote en ellos, creas una base sólida donde puede descansar la cámara. Tener las piernas abiertas te impedirá balanceándose de lado a lado y permitirá tomar fotos más nítidas a velocidades más lentas. Y sí, me doy cuenta de que su mano izquierda no está en la posición correcta – ¡Ups!

 4-Sitting

Tumbado.

Por último, si tienes espacio para tumbarte en el suelo y mirar hacia adelante, entonces esta es la mejor posición para estar estable.  Sin querer repetirme demasiado, se puede ver lo que se supone que se hace aquí. La posición de las piernas ya no importa porque todo su peso se apoya en la parte delantera del cuerpo, y eso hace que la posición de los brazos sea de especial importancia. En la primera foto, con la mano izquierda en la parte exterior de la cámara, se está empujando la cámara hacia abajo  con la mano derecha en el momento de disparo sin que la mano izquierda la sujete, mientras que en la foto de la derecha, se está apoyando la cámara impidiendo que se mueva hacia abajo, mientras que se proporciona una plataforma sólida para la cámara. Tus brazos todavía tienen que permanecer juntos, pero no tanto como antes, porque van a estar actuando como las piernas y necesitan un espacio un poco más ancho para que sigan funcionando como un trípode.

5-Lying-down1

Haría falta añadir a todas estas posturas, que siempre tienes la posibilidad de buscar lugares en el entorno donde estas haciendo las fotos donde apoyar tu cuerpo o la cámara. Un punto extra de apoyo siempre es de agradecer.

Una respuesta a “Cómo sujetar la cámara y evitar fotos movidas.

  1. Pingback: Truques para obter uma foto nítida | O meu baú | Filosofia, fotografia, música... e outras artes·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s