El espacio de color: RGB vs. sRGB.

Mientras que saber cómo posicionar adecuadamente la luz para capturar de manera efectiva los sujetos animados o inanimados es siempre una ventaja, no confíes solamente en eso si esperas que tu fotografías tengan un buen aspecto. Ten siempre presente que parte del proceso que lleva hasta la imagen final depende de cómo haces los ajustes claves en tu cámara.

Puede que te encuentres preguntándote: ¿Qué espacio de color debería de usar para esta captura? La respuesta depende del soporte final que vaya a tener esa fotografía.

Tenemos dos opciones viables: Adobe RGB (1998) y sRGB. Ambos tienen sus pequeñas diferencias: Adobe RGB (o simplemente RGB para simplificar) tiene un mayor espacio de color, capaz de recoger más colores que el sRGB, que es más conservador.

RGB

Adobe RGB es el más grande; sRGB está incluido en él. CMYK es el espacio de color más pequeño.

Pero espera un momento antes de hacer los ajustes y disparar tu cámara pensando que no hace falta ser muy listo para escoger RGB dado que permite acceder a más colores y eso siempre es bueno. Si tienes pensado tener tu trabajo reproducido mecánicamente o en un libro es bueno escoger el espacio RGB. Cuando reproducimos la foto en una imprenta, las imágenes que aparecerán en esas paginas del libro han sido convertidas a otro espacio de color del que quizás hayas oído hablar: CMYK (Cian, Magenta, Amarillo y Negro). Un espacio de color que es incluso más pequeño que el sRGB pero que tiene colores que éste último no posee, y viceversa.

Por otro lado, el espacio de color sRGB es perfecto si lo que quieres es tener tus imágenes colgadas de la pared impresas en laboratorio a tamaño 10x15cm o 20x25cm. Las impresoras de estos laboratorios son especificas para el espacio sRGB; e incluso algunas muy económicas puede que no reconozcan los ficheros RGB, siendo incapaces de ver y reproducir tan amplio espacio de color. Las que sí lo admitan convertirán dicho espacio RGB a sRGB.

Otra importante nota: las imágenes que subimos a Internet deberían de estar en sRGB también. De otra manera, tenderán a parecer “planas”, o ligeramente faltas de color. Los monitores son unidades sRGB, y a menos que poseas uno de los pocos y caros monitores preparados para el espacio de color RGB, no verás más allá del rango de color que son capaces de reproducir, aunque se hayan captado en RGB.

Así que como hemos mencionado antes: escoge tu espacio de color antes de disparar en función de para qué soporte vayas a hacer la foto, de esta manera optimizarás el resultado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s