¿Por qué nos salen las fotos borrosas?

Si tus fotos no te salen nítidas, no eres el único al que le sucede. La principal cuestión que se hace el fotógrafo novato es: ¿Cómo hago para obtener unas imágenes nítidas?

Las fotos borrosas es un asunto bastante común que puede tener bastantes causas, haciendo que sea difícil señalar a una única causa. Por eso os vamos a dejar una lista de las 10 principales causas que pueden provocar imágenes borrosas esperando que entre ellas puedas encontrar la respuesta que funcione para ti.

1.- La velocidad de disparo es demasiado lenta.

Ésta suele ser la causa principal de las fotos borrosas. Puede que creas que puedes sujetar perfectamente estática la cámara por casi medio segundo, pero os aseguramos que hay muy pocas personas en el mundo que puedan hacerlo. Cuando sujetamos nuestra cámara a pulso hay una sencilla regla que nos puede ayudar a evitar que la foto salga borrosa debido a nuestro pulso. Deberemos de usar una velocidad de disparo resultante de invertir el número de nuestra distancia focal. Por ejemplo: si estamos usando un objetivo de 60mm, nuestra velocidad de disparo deberá de ser al menos de 1/60 de segundo, con una lente de 200mm usaremos al menos una velocidad de 1/200 de segundo, y así. El movimiento de la cámara se magnifica cuanto más grande sea la longitud focal del objetivo que estemos usando.

Algunos objetivos y cámaras tienen un sistema de estabilización de imagen, particularmente en grandes focales. La estabilización de imagen nos permite disparar a velocidades de disparo menores de alrededor de 3 pasos. Eso significa que podremos disparar con un objetivo a 60mm con una velocidad de 1/8 de segundo sin que la cámara se mueva.

2.- No usar trípode.

Si sospechas que la cámara va a sufrir de sacudidas o vibraciones, y no puedes usar una velocidad más alta de disparo (debido a condiciones de poca luz) o no quieres usar una mayor velocidad de disparo (porque quieres difuminar algo a propósito), entonces necesitas estabilizar tu cámara de otra manera usando un trípode o monopie.

Cuando usas un trípode, el sistema de estabilización de imagen no es necesario y puede incluso ser contra productivo, así que es buena idea tener el habito de apagarlo cuando colocamos la cámara sobre un trípode y encenderlo cuando la retiramos del trípode.

3.- Una mala técnica de sujeción de la cámara.

Para una mejor estabilidad permanece de pie con los pies ligeramente separados y firmemente colocados para estabilizar tu cuerpo. Sujeta la cámara agarrando con la mano izquierda el objetivo por abajo, y usando la mano derecha para agarrar la cámara y presionar con ella suevamente el botón de disparo. Coloca los codos pegados al cuerpo y usa el visor antes que la pantalla del Live View, ya que al tener la cámara cerca del cuerpo ayudas a que se mantenga estable. Algunos fotógrafos incluso van más allá y disparan entre latidos e inhalaciones al respirar para maximizar la estabilidad.

1-standing

4.- La apertura es demasiado amplia.

El tamaño de la apertura también tiene un efecto directo sobre la nitidez de la imagen ya que determina en gran manera la profundidad de campo, que es cuánto de la imagen está enfocado tanto por delante como por detrás de nuestro sujeto.

Cuando enfocamos con nuestros objetivos, bloqueamos dicho enfoque a una determinada distancia conocida como plano de enfoque. Si enfocamos por ejemplo a 3 metros, todo lo que esté a 3 metros de nuestra cámara tendrá la máxima nitidez, y cualquier cosa por delante y por detrás de esa distancia empezará a difuminarse. Este efecto depende de la apertura.

Si usamos una gran apertura, como f/2.8, la profundidad de campo es muy pequeña. Este efecto se ve amplificado cuando usamos una gran longitud focal. Así que si estamos usando un teleobjetivo y una apertura de f/2.8, habrá únicamente una pequeña porción de la imagen que permanecerá nítida. Si usas una menor apertura, como f/11 o f/18, la profundidad de campo será más grande, teniendo así más zona de la imagen en nitidez.

Profundidad_2

Escoger la correcta apertura depende del tipo de imagen que quieras crear. Pero si estás tratando de conseguir que todo lo que entra en el encuadre aparezca lo más nítido posible, deberás de usar una muy pequeña apertura, como f/11 o f/22. Sin embargo, al usar una apertura tan pequeña se nos reducirá la velocidad de disparo para compensar la perdida de luz, lo cual nos puede llevar al problema nº 1.

5.- No usar el enfoque automático.

¿Qué tal es tu vista? ¿Necesitas llevar gafas? Deberías de usar el autoenfoque. En nuestros días las cámaras son muy sofisticadas, así que podemos confiar en una de las cosas que mejor saben hacer. Otra de las cosas que debemos de tener en mente es que probablemente nuestro visor puede tener un ajuste dióptrico. Es una pequeña ruletilla al lado del visor que nos permite ver los objetos más claramente cuando miramos a través de él. Es particularmente útil para aquellos que deberíamos de usar gafas y nos las quitamos a la hora de manejar la cámara.

6.- No enfocar en el lugar correcto.

Incluso cuando tienes un buen objetivo, nítido y luminoso, en un día luminoso, usas una pequeña apertura y una alta velocidad de disparo con un ISO bajo, todo eso no sirve de mucho a menos que puedas hacer que la cámara enfoque en el punto adecuado. Esto es aún más importante cuando estamos usando una gran apertura, que puede crear una muy pequeña profundidad de campo. Un ligero error a la hora de enfocar puede hacer que el sujeto quede completamente fuera del plano de enfoque, o tener un retrato en el que la nariz esté enfocada pero los ojos desenfocados.

A menudo, muchos fotógrafos dejan sus cámaras con el ajuste de modo de área de enfoque automática, el cual dice a la cámara que use su mejor juicio a la hora de decidir que parte de la imagen debe de estar enfocada. La mayoría de las cámaras modernas son bastante buenas en estas tareas, particularmente si el sujeto es prominente en el encuadre. Sin embargo, con composiciones más complejas la cámara puede confundirse y tratar de enfocar en el punto o sujeto incorrecto. Para especificar el punto de enfoque por nosotros mismos, debemos de cambiar el modo de enfoque a enfoque a un único punto.

f-spot

Cuando miramos a través del visor, podemos ver que hay una serie de puntos o cuadrados distribuidos a lo largo de todo el visor. Son los puntos de enfoque, y muestran en que partes del encuadre la cámara es capaz de enfocar. En el modo de enfoque a un único punto, podemos usar el pequeño mando en la parte trasera de la cámara para seleccionar uno de estos puntos, y la cámara siempre enfocará en ese punto únicamente.

Para indicar a la cámara que enfoque, normalmente presionamos el disparador hasta la mitad antes de presionarlo completamente y que se realice la foto. Esto suele funcionar bastante bien, pero el disparador puede ser a veces muy sensible, (si presionas demasiado suavemente, puede que no se mantenga presionado y la cámara trate de reenfocar después de que ya hayas encontrado el punto deseado. Si presionas demasiado fuerte, puede que termines haciendo la foto antes de que la cámara haya enfocado). Si tomas múltiples fotos en una secuencia, la cámara tratará de enfocar de nuevo antes de cada disparo. Por estas razones, algunos fotógrafos usan el botón trasero de enfoque.

boton1

Este botón se encuentra en la parte trasera de la cámara, normalmente al alcance del pulgar. Puede estar etiquetado como “AF-On”, “AF-L, AE-L” o simplemente como “Fn”, y puede que esté activado por defecto o que debamos de configurarlo a través de los ajustes del menú. Una vez configurado, cuando lo presionemos la cámara enfocará y no volverá a enfocar hasta que no lo presionemos de nuevo. De esta manera, podremos re-componer la escena y hacer foto tras foto, y la cámara no cambiará de enfoque cada vez que presionemos el disparador.

7.- Usar el modo de enfoque incorrecto.

Hay tres principales modos de enfoque que cada cámara debe de tener. El primero es un enfoque simple, normalmente llamado AF-S o One-shot AF; esta ideado para ser usado con sujetos estáticos. El segundo es un modo de enfoque continuo (AF-C o AI Servo) y es diseñado específicamente para seguir el movimiento del sujeto a través del encuadre, así que es mejor usarlo cuando el sujeto está en movimiento. El tercero es un modo automático, AF-A o AI Focus AF, y normalmente lo usamos como ajuste por defecto en la cámara. Este ajuste chequea la escena y determina cuál de los dos modos anteriores utilizar.

8.- No usar el enfoque manual.

Aunque somos unos grandes defensores del autoenfoque, hay algunos momentos en los que el enfoque manual se hace muy útil. Una buena manera de ajustar el enfoque al máximo es colocar la cámara sobre un trípode, cambiar el enfoque a manual y usando el LiveView aumentar la pantalla 5x o 10x para hacer pequeños ajustes en el enfoque y asegurarnos así que lo que deseamos está enfocado correctamente.

9.- Suciedad dentro o sobre el objetivo.

Si tienes la lente frontal del objetivo manchada con grasa de los dedos u otras substancias, eso va a afectar a la claridad de tu imagen y también puede hacer que la cámara no enfoque bien. Por el mismo motivo, si colocas un filtro de plástico barato en frente del objetivo, eso va a degradar la calidad de la imagen también. Si siempre usas un filtro UV, puede ser una buena idea el realizar unos pocos disparos a un mismo motivo con él puesto y sin él para ver si dicho filtro está afectando negativamente a tus imágenes.

10.- Un objetivo de poca calidad.

Hemos colocado este punto en la última posición por una buena razón; es una de las cosas a las que primeramente echan la culpa de las imágenes borrosas los fotógrafos noveles, pero raramente es la causa real. Aún así, la calidad de un objetivo puede marcar la diferencia.

La calidad de un objetivo viene determinada por los materiales y la construcción del interior del objetivo, el cual está normalmente compuesto de varias lentes de cristal alineadas de forma precisa para poder enfocar, hacer zoom y corregir las aberraciones cromáticas.

lens_01

Algunas lentes son sencillamente más nítidas que otras o son mejores en diferentes maneras. Algunos objetivos pueden conseguir más nitidez en el centro, pero hacerse borrosos en las esquinas o los bordes de la imagen. Algunos son más nítidos en determinadas aperturas pero ligeramente borrosos en otras. Cada objetivo tiene un carácter único y puede ser o no ser útil para el tipo de trabajo que estés haciendo. Es también importante hacer notar que cada objetivo tiene un “punto dulce”, una cierta apertura en la cual se comporta de mejor manera. Normalmente se suele encontrar en el medio de su rango de aperturas, entre f/8 y f/11.

Para obtener una imagen más nítida, los objetivos de focal fija suelen ser mejores que los objetivos zoom. A veces no es fácil llevar dos o tres objetivos antes que un zoom todoterreno, pero su construcción más simple hace que incluso el más barato tenga una mejor calidad de lentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s