Cosas a tener en cuenta si decides comprar una cámara usada.

Más a menudo de lo que parece, dado que comprar una cámara o equipo nuevo puede ser muy caro, mucha gente opta por un equipo usado, lo cual no es una mala idea si sabes lo que debes de buscar. Mucha gente gasta el dinero en una cámara que parece que funciona bien hasta que llega a casa y empieza a encontrar problemas. En este artículo esperamos ayudarte a prevenir esto.

used

1.- Investiga.

Lo primero de todo, cuando vayas a comprar una cámara usada, es hacer algo de investigación sobre ella. Nunca compres de manera impulsiva, o porque te hayas encaprichado locamente de ella. La investigación te dará valiosa información. Necesitas buscar los fallos más comunes de ese modelo de cámara que estás considerando. Cada cámara tiene que lidiar con sus propios problemas. Algunas tendrán problemas de suciedad en el sensor, otras problemas de software, incompatibilidades con ciertas lentes o flashes, etc.

2.- Pruébala antes de comprarla.

Conocer los problemas más comunes que suele presentar el modelo elegido, nos permitirá saber qué buscar en la cámara y ver si lo que vamos a comprar presenta alguno de esos síntomas o no. A menudo habrá ciertas cosas que no se noten haciendo dos o tres fotos, así que es bueno poder disponer de un periodo de prueba en el cual poder hacer varias pruebas y si detectamos algún problema poder devolver el producto. Asegurate de este aspecto con el vendedor.

3.- Haz una inspección visual intensiva.

Lo primero que haremos será una inspección visual para buscar daños mecánicos. Probablemente hayamos podido ver el producto en fotos y apreciar su aspecto. Cosas como abolladuras y ralladuras nos indicarán daño físico, lo cual debería de bajar el precio. Después de examinar la cámara visualmente, sacúdela un poco y escucha si algo se mueve dentro de ella. Si lo hace, es que algo está roto y deberías descartarla.

4.- Pruébala con tus propios objetivos y haz disparos para buscar polvo o pixeles calientes.

Después de una inspección visual acopla uno de tus objetivos a la cámara (si es que tienes alguno) y observa si se acopla correctamente. A veces cuando la cámara se cae al suelo impacta sobre el objetivo y se daña la montura mientras que el resto del cuerpo parece en buenas condiciones. Si la montura está dañada, la lente no asentará correctamente dando como resultado imágenes borrosas, filtraciones de luz, efecto de desenfoque y más cosas. Si tu objetivo se asienta correctamente, toma unos pocos disparos con él (dado que conoces la nitidez y cómo tu objetivo opera) y ve si la imagen obtenida es nítida, si el enfoque funciona correctamente y si la cámara muestra algún mensaje de error en pantalla.

Pruébalo todo, cambia los valores de apertura, la velocidad de disparo y demás. Mientras lo haces, haz algunas fotografías a un papel blanco con una apertura pequeña y mira a ver si hay muchos problemas de polvo en el sensor (a pequeñas aperturas es cuando se aprecia suciedad tanto en las lentes como en el sensor). Después de esto realiza varios disparos de 30 segundos de exposición a varios valores de ISO y observa si aparecen algunos pixeles calientes. Desde luego, habrá algunas fluctuaciones en cuanto al ruido, pero no debería de ser nada radical como pixeles completamente rojos o blancos en un fondo negro.

5.- Comprueba el contador de disparos.

Otro importante asunto que hay que hacer es comprobar el contador de disparos. Normalmente la vida media de una cámara está alrededor de los 150.000 disparos, así que lo recomendado es no comprar ninguna cámara que exceda los 75.000 disparos. No obstante cada marca y modelo tienen una vida media orientativa que se puede consultar si queremos un dato más preciso.

6.- Comprueba todos los botones y controles.

Lo siguiente que debemos hacer es comprobar todos los botones. Si alguno se atasca y necesita ser presionado más fuerte de lo usual para operarlo, significa que está sucio o dañado. Si está sucio, puede limpiarse, pero si está dañado no nos quedará otra que reemplazarlo, lo cual implica un coste. Por eso, si los botones no parecen funcionar bien, busca otra cámara o negocia el precio.

7.- No olvides inspeccionar el visor.

Una última cosa que debes de inspeccionar es el visor. Asegúrate que todas las marcas e información interior funciona y que todos los puntos de enfoque son claramente visibles. La pantalla de enfoque puede ser fácilmente dañada. En algunos modelos, si se limpia con una tela puede llevarse por medio también parte de la pintura de las marcas y no percibirse los puntos de enfoque. Eso es bastante común con algunas personas que no limpian su equipo de manera adecuada.

2 Respuestas a “Cosas a tener en cuenta si decides comprar una cámara usada.

  1. Pingback: 10 consejos para ahorrar dinero en equipo fotográfico. | Fotografía DSLR·

  2. Pingback: Cómo preparar y vender tu equipo fotográfico. | Fotografía DSLR·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s