Nuestros 10 mejores consejos para los nuevos fotógrafos.

Si estás navidades has comprado o te han regalado una cámara réflex por primera vez, o has aprovechado las rebajas de principios de año para adquirir una, quizás estés un poco abrumado por la cantidad de funciones y opciones que ofrece sin saber quizás cuál es la mejor situación para usarlas.

Vamos a compartir con vosotros algunos consejos que nos hubiera gustado conocer al principio y que nos habrían ahorrado algo de tiempo y esfuerzo cuando empezamos en el mundo de la fotografía digital.

1.- Lee el manual de la cámara.

Leer el manual de los aparatos es algo que siempre nos cuesta, en especial el de las nuevas cámaras con cientos de opciones y en consecuencia cientos de páginas. Pero solamente podremos usar plenamente esas funciones si sabemos dónde se encuentran en nuestra cámara y cuál es la correcta manera de utilizarlas.

No te pedimos que te tengas que leer todo el manual antes de empezar a usar la cámara, pero sí aquellas primeras páginas que te dicen dónde está cada botón y los primeros consejos sobre cómo utilizar tu cámara.

novice_00

Otra buena opción es descargarte el manual (todas las marcas tienen una versión en PDF para descargar en sus páginas web), y guárdalo en tu móvil. Así podrás tenerlo siempre cerca de ti y consultarlo en cualquier momento.

2.- Prioridad a la apertura para exteriores, y a la velocidad para interiores

novice_01

Es una regla muy simplista, y con multitud de excepciones, pero no está pensada para gente que ya lleve bastante tiempo manejando una cámara, si no para aquellos que estéis empezando en este mundillo.

Por norma general, en exteriores tendremos suficiente luz para trabajar y usaremos la apertura para controlar la profundidad de campo (la cantidad de zona que queremos enfocada).

Para interiores, en los la cantidad de luz no es ilimitada, debemos de vigilar la velocidad para evitar que nuestros sujetos salgan movidos. Si no hay luz suficiente tendremos que aumentar el valor del ISO.

3.- Dispara en RAW tanto como puedas.

novice_02

Para los que estáis comenzando, el formato RAW puede que sea un gran desconocido y estéis acostumbrados más al formato JPG. Simplemente deciros que los ficheros RAW contienen mucha más información que los ficheros JPG aunque vamos a tener que procesarlos siempre. Puede que ahora no se te pase por la cabeza tener que revelar digitalmente tus imágenes y prefieres quedarte con los ficheros JPG salidos directamente de tu cámara, pero más adelante vas a querer hacerlo y aunque podemos procesar en Photoshop un JPG, lo que se puede hacer con un fichero RAW es sorprendente. En esos momentos desearas poder echar mano a esos ficheros RAW que pensabas no ibas a necesitar.

En estos días en los que los precios de una tarjeta de gran capacidad son bastante asequibles, es buena idea disparar en RAW con una copia en JPG. Eso nos permitirá ver y compartir nuestras imágenes JPG rápidamente, y más adelante (cuando tengamos suficiente experiencia y destreza) sacar un mayor partido a nuestras imágenes RAW.

4.- No abuses del ISO automático.

novice_03

Prácticamente todas las cámaras lo incorporan, y es de gran ayuda cuando estás empezando. Básicamente significa que no debes de preocuparte de ese aspecto en tus fotografías, y que simplemente tienes que concentrarte únicamente en la apertura o en la velocidad, ya que este ajuste se encargará de elegir el ISO adecuado para que nunca nos falte luz.

No obstante lo más seguro es que si estamos empezando con una cámara DSLR por primera vez no hayamos adquirido la de más alta gama del mercado, así que probablemente si usamos valores muy altos de ISO no tengamos una imagen con buena calidad. Por eso es recomendable no pasar de un valor de ISO de 1600 o 3200.

En algunas cámaras podremos limitar ese valor a través del menú cuando establezcamos el ISO automático. Así nos aseguraremos que nuestra imagen siempre se va a encontrar dentro de unos niveles razonables de calidad.

5.- Activa la rejilla en el visor.

novice_04

Vas a encontrar muchos activistas y muchos detractores en el tema de composición, y en especial de la regla de los tercios. En tu mano está el echar mano de esa u otras reglas o no. Lo que sí es útil en cualquier momento es tener la rejilla activada, bien para que te ayude a colocar los objetos en las líneas y puntos de la regla de los tercios, bien para verificar que no tienes el horizonte inclinado, etc.

6.- Busca la hora dorada.

Al amanecer y al anochecer es cuando se producen las mejores condiciones de luz para fotografiar paisajes. En esas horas tenemos la hora dorada y la hora azul, así que en la medida que puedas aprovecha esos momentos. También la hora dorada es un buen momento para realizar fotografía de retratos. Sabemos que es duro madrugar o trasnochar, sobre todo si tenemos trabajo que hacer, pero siempre es bueno aprovechar las mejores condiciones de que dispongamos.

7.- No te obsesiones con el equipo.

used

Una cámara réflex (la que sea), un objetivo (el que sea), una tarjeta de memoria vacía y una batería llena, es más que suficiente para aprender y disfrutar de la fotografía y, aunque no lo creas, para conseguir unas muy buenas imágenes. Según vayas haciendo fotografías y descubriendo cuales son las disciplinas fotográficas que te gustan, te sentirás inclinado a adquirir cierto equipo fotográfico. Para algunos será un objetivo macro, para otros un objetivo luminoso para retrato, un trípode para larga exposición, o una nueva cámara con menores niveles de ruido para fotografía nocturna.

Mientras llega ese momento, disfruta.

8.- No uses el flash todavía.

No es que el flash esté prohibido, es más, en algunas ocasiones es un recurso muy útil cuando aprendemos a manejarlo adecuadamente. Pero la luz del flash es fea, dura y artificial, y en muchas ocasiones, con las modernas cámaras, simplemente subir el valor del ISO soluciona el problema de la escasa luz.

9.- No temas cometer errores.

No hagas muchas fotos de la misma escena, trata más bien de hacer un par de fotos pero intentando que sean buenas. Es muy tentador en la era digital hacer muchas fotos pensando que por cuestión de probabilidad alguna saldrá bien, pero con este método pasará el tiempo y seguirás necesitando hacer muchas fotos para conseguir una buena.

Es aconsejable disciplinarse en hacer una o dos fotos de las que luego podamos aprender qué es lo que ha salido mal o qué ha faltado, que hacer 15 o 20 de las que solamente salvemos una por puro azar. Cuando conseguimos una foto por puro azar solemos ignorar las que han salido mal y el por qué de ello, de manera que no aprendemos nada para la próxima vez que salgamos a hacer fotos.

Es bueno acostumbrarse a analizar nuestras fotos, o las de otros, y aprender de los errores para no volver a tropezar con ellos.

10.- Aprende a manejar un programa de edición.

Apretar el botón de la cámara es el punto de partida para obtener una foto, la edición y el procesado son extremadamente importantes. Los ajustes de saturación, contraste, balance de blancos, etc, sólo afectan a las fotos en formato JPG y no a las fotos en RAW que se guardan sin procesar, en “crudo”.

novice_06

Hay muchos programas que nos permiten procesar tanto nuestros JPGs como RAWs, los más populares son Photoshop y Lightroom. Tenemos también a Gimp como una muy viable opción gratuita. Sin embargo, si todos estos programas te parecen demasiado grandes para empezar, y simplemente quieres mejorar un poco tus JPG, puedes empezar con programas del tipo de Picassa o Snapseed que te van a permitir hacer los ajustes más comunes a tus fotografías de manera sencilla y efectiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s