Nunca factures tu equipo fotográfico.

Cada vez que cogemos un avión, una de las cosas que más nos preocupan es que pierdan o deterioren nuestro equipaje. Es por eso que siempre que viajamos en avión nuestro equipo fotográfico va siempre como equipaje de mano.

Cuando en esta semana un par de videos se han hecho virales mostrando lo que puede suceder a nuestro equipaje, eso ha hecho que nos reafirmemos en esta idea.

En el primer video que apareció esta semana pudimos ver como unos empleados trataban de manera “descuidada” el equipaje al ser descargado del avión.

Uno puede pensar que es un caso aislado de trabajadores mal pagados o con poco aprecio por su trabajo. Un caso de mala suerte para aquellos pasajeros que lo hayan sufrido y que nunca nos va a pasar a nosotros.

Sin embargo, cuando uno ve en el siguiente video como algunas de las máquinas instaladas en las cintas de transporte hacen para separar las maletas, se le ponen a uno los pelos de punta viendo la inmisericorde manera que tienen de golpear las maletas para cumplir su tarea.

Hay que añadir también que, afortunadamente, en todos los años que hemos estado viajando en avión, incluso en aquellos en los que viajábamos con mochila, nunca hemos tenido problemas con destrozos en el equipaje más allá de rozaduras en las maletas, y que hay aeropuertos que tienen un sistema más “amable” de separar las maletas a la hora de llevarlas a su destino.

Añadido esto, creo que sigue siendo una buena idea el llevar siempre nuestro equipo fotográfico siempre con nosotros como equipaje de mano. No obstante os vamos a dejar algunos consejos a la hora de facturar nuestro equipaje y sobre la atención que debemos prestar a nuestro equipaje de mano.

Consejos a la hora de facturar el equipo fotográfico.

Si por el tamaño de tu equipo fotográfico te ves forzado a facturarlo, la mejor manera de protegerlo es con una maleta rígida con el interior de espuma de poliestierno (foam) que recortaremos a la medida exacta de nuestro equipo para evitar el movimiento del mismo y protegerlo de los golpes.

baggage

Si a pesar de nuestras precauciones nuestro equipo es perdido o dañado, las compañías están en la obligación de indemnizarnos por el extravío o daño del mismo. Según información de Aena: “La compañía aérea es responsable del daño causado en caso de destrucción, pérdida o daños del equipaje facturado cuando el hecho que haya causado el daño se haya producido a bordo de la aeronave o mientras el equipaje facturado se encuentre bajo la custodia de la compañía”.

Si algo de esto ocurre debemos de acudir inmediatamente al mostrador de la compañía aérea en la cual hemos volado, o a la del operador que la haya ofertado, y rellenar un impreso denominado P.I.R. (Parte de Irregularidad de Equipaje).

Es importante que lo hagamos lo más rápido posible, pues la recepción del equipaje facturado sin protesta por parte del pasajero constituye presunción, salvo prueba de lo contrario, de que el mismo ha sido entregado en buen estado y de conformidad con el documento de transporte. No obstante tenemos también los siguientes plazos para presentar reclamaciones:

  • En caso de avería, el pasajero deberá presentar al transportista una protesta inmediatamente después de haber notado el daño y, a más tardar, dentro de un plazo de siete días para el equipaje facturado a partir de la fecha de su recepción.
  • En caso de retraso, la protesta deberá hacerse, a más tardar, dentro de veintiún días a partir de la fecha en que el equipaje haya sido puesto a disposición del pasajero.
  • En el caso de que se comprobase que algún objeto del equipaje ha sido sustraído, interpondremos lo antes posible una denuncia en la comisaría de policía.

Toda reclamación deberá hacerse por escrito y ser entregada, o expedida, dentro de los plazos citados.

Si no se recibe contestación de la compañía, o ésta no nos satisface, podemos acudir a los tribunales en el plazo de dos años a partir de la llegada de la aeronave o del día en que hubiese debido llegar.

La indemnización por pérdida, destrucción o daños en el equipaje se limita a 1.131 derechos de giro (DEG) por pasajero. Estos derechos de giro son una medida definida por el Fondo Monetario Internacional cuyo valor se basa en la suma de varias monedas: dólar americano, euro, yen japonés y libra esterlina. La equivalencia de 1 DEG con respecto a algunas de las monedas del mundo la podemos ver en la siguiente imagen.

DEG

Esta indemnización máxima se rige por el Convenio de Montreal que está en vigor desde 2004 y que se aplica a las compañías que realicen transporte internacional entre dos puntos situados en el territorio de dos Estados firmantes o entre dos puntos situados dentro de un Estado con escala en otro Estado. Los Estados firmantes son: estados miembros de la Comunidad Europea, Arabia Saudita, Bahrein, Barbados, Belice, Benin, Botswana, Bulgaria, Camerún, Canadá, Colombia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos de América, Gambia, Japón, Jordania, Kenya, Kuwait, la ex República Yugoslava de Macedonia, México, Namibia, Nigeria, Nueva Zelanda, Panamá, Paraguay, Perú, Siria, Tanzania, Rumania, San Vicente y las Granadinas, y Tonga.

Si el valor del equipaje es mayor a esa cantidad máxima prefijada siempre se puede asegurar el equipaje con esa compañía a cambio del pago de unas tasas. Para poder hacerlo deberás de llegar con suficiente antelación al mostrador de facturación pues el personal de la compañía deberá poder acceder al equipaje para comprobar, in situ, el material asegurado y poder hacer las valoraciones correspondientes.

Un último consejo sobre el equipaje de mano.

Si finalmente optas por la opción de llevar tu equipo fotográfico como equipaje de mano es importante que ¡nunca lo pierdas de vista!. Normalmente siempre vamos a tener nuestro bolso o mochila fotográfica a nuestro alcance y a la vista, pero hay un momento durante el proceso de embarque en el que nuestro equipo, u otros objetos de valor de nuestro equipaje de mano, son más susceptibles de robo.

Este momento se produce cuando estamos a punto de pasar por el arco de seguridad de acceso a las terminales de embarque. Durante esos momentos normalmente dejamos nuestro equipaje de mano junto con objetos metálicos y de valor (cartera, reloj, teléfono, ordenador portátil, tablet, …) en las bandejas que pasan por el control de escaneo del equipaje. Si dejamos nuestra bandeja en la cinta transportadora antes de que sea nuestro turno de pasar por el arco de control, en el caso de que la persona que está delante nuestro se entretenga o tenga que pasar de nuevo por el arco, nuestros objetos de valor pasarán el control de equipaje de mano llegando al final de la cinta transportadora sin que nosotros los podamos ver bien y sin poder acceder a ellos, estando a la vista de todos y expuestos al alcance de algún ladrón.

Es importante pasar el arco de seguridad a la par que nuestro equipaje pasa por el control de escaneo, así podremos tenerlo siempre a la vista y a nuestro alcance.

 

Esperamos que estos consejos os hayan sido útiles y que nunca tengáis que sufrir alguno de estos problemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s