Almacenando diferentes ajustes en la cámara. Modos U1 y U2 (Nikon); C1, C2 y C3 (Canon).

Las cámaras digitales han ido avanzando con los años, incorporando más funciones y ajustes, y con ellos más botones y opciones en los menús. Todo ello puede asustar a los que se acercan por primera vez a una cámara DSLR y también a los que pasamos de un modelo antiguo a uno mucho más moderno.

Sin embargo esos botones y menús no están para hacernos la vida más complicada, si no para facilitarnos las cosas, y cuando nos tomamos un cierto tiempo en darlos un vistazo comprobamos que nos pueden ayudar a la hora de hacer las fotos.

Esto sucede, por ejemplo, con los modos U1 y U2 que incorporan algunas cámaras en el dial de modos de disparo. Así en algunas Nikon como la D7000, D7100, D600 o D610 observamos que en el dial donde tenemos los modos P,S,A y M tenemos además un modo U1 y un modo U2.

Lo mismo sucede con algunos modelos de Canon, solamente que en su lugar tenemos los modos C1,C2 y C3.

Estos modos son unos modos programables en los que podemos almacenar unos ajustes preestablecidos por nosotros mismos para acceder a ellos de una manera rápida.

1.- Analizando las condiciones de disparo.

Para ilustrar cómo nos pueden facilitar las cosas estos ajustes pongamos por ejemplo que recibimos el encargo de hacer las fotos de una boda.

Mientras estamos en el interior del templo quizás queramos disparar en modo manual con una velocidad de disparo de 1/100s para asegurarnos que los sujetos no salen movidos, y una apertura de 1/8 para tener una suficiente profundidad de campo y asegurarnos que todo el mundo está enfocado. Para asegurarnos una buena exposición usaríamos un modo de medición matricial de la luz y el ISO en modo automático para asegurarnos que al movernos por el lugar, aunque cambien las condiciones de luz, todo nos quede correctamente expuesto. Colocaríamos el Balance de Blancos en modo automático pues tendremos que lidiar con las luces del lugar juntamente con la de nuestro flash, y el modo de autoenfoque a 39 o 51 puntos para poder enfocar en el punto que queramos del encuadre sin tener que mover la cámara para componer.

ajustes_00

Cuando justo salimos del templo las condiciones de captura cambian drásticamente. Si la boda se realiza durante el día tendremos luz suficiente como para usar un ISO bajo, de 100 o 200, usaríamos un modo de prioridad a la apertura para definir la profundidad de campo y así realizar unos retratos más artísticos tanto a la novia como al novio, pondríamos una medición ponderada al centro o puntual para asegurarnos que el blanco del vestido de la novia recibe la cantidad de luz necesaria para que salga blanco y la variación del exposición (EV) en pasos de 1/3 para ajustar más detalladamente.

Como podéis observar el cambio de unos ajustes a otros es tan amplio que perderíamos bastante tiempo en realizarlo, tiempo del que no disponemos pues el intervalo de tiempo que tardan los novios en salir del templo y ser recibidos por todos en el exterior es muy breve.

2.- Memorizando los ajustes.

Para casos como éste, u otros que podáis tener en mente, el tener almacenados en memoria los ajustes que vamos a necesitar y poder pasar de unos a otros de manera rápida es una ventaja enorme.

a.- Nikon.

ajustes_01

Para guardar estos ajustes lo primero que debemos de hacer es establecerlos en nuestra cámara, después ir al Menú Configuración -> Guardar Ajustes de Usuario, y en ese menú escoger Guardar en U1.

ajustes_02

Para tener el otro conjunto de ajustes, repetimos la operación haciendo todos los ajustes que queremos en la cámara, pero en esta ocasión escogemos Guardar en U2.

ajustes_03

Ahora cada vez que necesitemos esos ajustes especificos para unas condiciones dadas simplemente tendrémos que girar el dial de modos hasta los modos U1 o U2.

b.- Canon.

ajustes_04

Una vez establecidos los ajustes en la cámara iremos a través del Menú de la Cámara hasta encontrar “Configuración de usuario de cámara”. Presionamos el botón configurar y elegimos el registro donde queramos guardar dichos ajustes.

ajustes_07

Cada vez que giremos el dial hasta una de esas posiciones estaremos usando los ajustes almacenados en esa posición.

3.- Modo alternativo.

En algunas cámaras profesionales como la Nikon D800, la D300s, la D3x o la D4s, no disponemos de los modos U1 o U2. No obstante existe una alternativa a dichos modos, aunque no tan completa.

En estas cámaras tenemos lo que se llaman “bancos”. En el Menú de Disparo podemos configurar la calidad de la imagen, el tamaño, el balance de blancos, el espacio de color,…; y en el Menú de Configuración Personal configuramos el tipo de enfoque,la Medición / Exposición, el Horquillado,… Para cada Menú podemos almacenar dichos ajustes en 4 “bancos” diferentes y combinarlos a nuestro gusto o necesidades. Tenemos también la opción de ponerle nombre a cada uno de dichos “bancos”.

ajustes_06

El sistema es menos potente y menos rápido que el de los modos U1 y U2, pero en contrapartida tenemos la opción de guardar o cargar esas configuraciones y compartirlas con otros usuarios. Eso podemos hacerlo a través del Menú Configuración -> Guardar / Cargar configuración. Eso almacenará en la tarjeta de memoria unas cuantas opciones del Menú de Reproduccion y los “bancos” almacenados en el Menú de Disparo y el Menú de Configuración Personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s