Analizando los modos automáticos de enfoque.

En los inicios de los sistemas de enfoque automático simplemente teníamos dos opciones: Activado o Desactivado. En nuestros días, con los avances tecnológicos, muchas cámaras (incluso las compactas) tienen una larga lista de modos de autoenfoque para elegir; algunas veces tantos que pueden llegar a intimidar incluso a fotógrafos experimentados.

Hay que tener en cuenta que además cada fabricante tiene su propia tecnología, nomenclatura y características. Por otra parte, dependiendo del fabricante y del modelo, la manera de acceder a esos modos puede ser diferente. Por eso siempre es bueno tener la cámara a mano para familiarizarse con los botones y diales de la misma, y saber en todo momento dónde se encuentran cada uno y qué función realizan. La mayoría de las cámaras presentan 3 o 4 modos básicos de autoenfoque.

autofocus_01

Manual.

Aunque vamos a estar hablando del modo automático de enfoque, es necesario hablar también del modo de enfoque manual, ya que en algunas cámaras modernas la frontera entre el enfoque automático y el manual no está del todo definida.

En algunas cámaras cuando enfocamos manualmente seguimos usando el motor del sistema automático de enfoque para mover las lentes del objetivo mientras que en otras se desactiva completamente y movemos un engranaje helicoidal para mover una lente o grupo de lentes. En otros modelos tenemos un indicador que nos avisa cuando el sujeto está enfocado. Incluso, en muchos casos, podemos usar el zoom en el modo LiveView para que nos ayude en el enfoque.

Podemos decir por tanto que aunque enfoquemos manualmente, podemos tener bastante ayuda electrónica.

1.- Modos de enfoque.

autofocus_03

Sencillo.

S-AF / Single Servo / AF-S / S, etc. es la forma más sencilla de enfoque automático. Por norma general cuando presionamos el disparador hasta la mitad, o presionamos el botón AF-ON, la cámara bloqueará el enfoque sobre el sujeto sobre el cual hemos colocado el punto de enfoque. Presionamos hasta el fondo el botón de disparo y la cámara tomará la foto.

¿Las ventajas? Simplicidad: apuntamos, la cámara enfoca, y disparamos. ¿Las desventajas? Si el sujeto se mueve, la distancia entre el sujeto y la cámara varia y el enfoque inicial ya no es valido. Tenemos que enfocar de nuevo.

Continuo.

AF Continuo / C-AF / AI Servo / AF –C, etc. es cuando el procesador de la cámara intenta en todo momento mantener el sujeto enfocado. En general, la cámara fija el enfoque en un sujeto y sigue a ese sujeto según se mueve por el encuadre. Si el sujeto se acerca o aleja, o si nosotros nos movemos, la cámara ajustará el encuadre convenientemente.

¿Las ventajas? Es ideal para sujetos en movimiento como en deportes de acción, niños jugando, o animales salvajes. ¿Las desventajas? Si queremos recomponer el encuadre después de haber fijado el enfoque, la cámara puede confundirse y tratar de fijar otro sujeto en el enfoque.

Hibrido.

AI-Focus / Auto-Servo AF / AF-A, etc. es cuando la cámara analiza el encuadre y decide por el fotógrafo si usar el enfoque continuo o el simple.

¿Las ventajas? Dejamos a la cámara que decida, y nos preocupamos únicamente en encuadrar. ¿Las desventajas? La cámara puede escoger mal.

2.- Áreas de enfoque.

autofocus_02

Los modos descritos anteriormente son los modos básicos que vamos a encontrar en cualquier cámara moderna. Después de estos modos básicos, dependiendo de la marca y el modelo de nuestra cámara, podemos enfrentarnos a un puñado de otras opciones, dándonos normalmente opciones para escoger los puntos y las áreas de enfoque. Sería una tarea demasiado ardua la de tratar de analizar todas las cámaras y modelos, pero intentaremos analizar los principales modos que podemos encontrar. Ten a mano el manual para conocer exactamente cómo tu cámara denomina a estos modos.

Único punto.

La mayoría de las cámaras DSLR de hoy en día pueden enfocar de manera sencilla o continua en un amplio número de puntos. Antiguamente el único punto de enfoque era el central, en nuestros días podemos disponer de decenas de ellos para escoger. El número de puntos activos puede depender de la máxima apertura del objetivo; a mayor apertura, más luz y más puntos activos. Los puntos del tipo de punto de mira buscan diferencias de contraste en dos dimensiones (son capaces de detectar variaciones de fase y de contraste) y son más precisos que los de línea vertical que únicamente “ven” en una dimensión.

autofocus_04

Muchas cámaras actuales que usan autoenfoque por detección de contraste permiten que enfoquemos a casi cualquier punto dentro del encuadre. Tenemos muchas maneras de escoger dicho punto de enfoque, incluyendo en algunos modelos la posibilidad de elegirlo simplemente tocando en la pantalla LCD trasera.

autofocus_05

Grupo.

No es muy diferente al modo de enfoque a un único punto. En este modo se activan varios puntos de enfoque y la cámara evalúa la información recibida de tales puntos. Este modo es especialmente útil cuando fotografiamos acción. Si estamos siguiendo un sujeto, y perdemos el enfoque del punto central, podremos seguir teniéndolo enfocado gracias a los otros puntos de enfoque.

Dinámico.

En este modo la cámara fija el enfoque en el punto en el que se encuentra el sujeto y lo sigue según se mueve a los puntos adyacentes, incluso a los puntos más allá de los que se activarían en el Modo Grupo. La cámara asume que vamos a tratar de mantener el sujeto en el mismo punto y ajustará los puntos de enfoque según necesitemos.

3D.

Este modo es una ampliación del anterior. La cámara fija el enfoque en un sujeto y lo va rastreando según se mueve. Si en algún momento el sujeto pasa por detrás de algún obstáculo, la cámara memoriza la velocidad y dirección del sujeto y mantiene el enfoque preparándose para cuando el sujeto vuelva a aparecer.

Automático.

La cámara usa toda su inteligencia para hacer el trabajo de enfocar por nosotros. Dependiendo de la cámara, este modo puede buscar por tonos de piel para fijar a una persona en el enfoque, o puede evaluar la información del encuadre para buscar el objeto más cercano a nosotros. Es un buen modo para que nos centremos en la composición mientras la cámara se centra en el enfoque.

autofocus_02b

A partir de este momento lo único que queda hacer es experimentar los diferentes modos de enfoque de nuestras cámaras y tener el manual de la misma a nuestro alcance par saber cómo cambiar de uno a otro. Si observas que el enfoque se comporta de manera errática, cambia el modo o el área de enfoque para indicar a la cámara cómo y a qué enfocar. La mayoría de las cámaras presentan unos diales de control que hacen que el paso de un modo a otro se pueda hacer rápidamente y sin demasiadas complicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s