Entendiendo los modos de medición de la luz de nuestras cámaras.

Para conseguir una fotografía correctamente expuesta debemos de dar con la combinación correcta de los valores de Apertura, Velocidad de disparo e ISO; y para hacerlo debemos de conocer la luz de la que disponemos. Afortunadamente podemos contar con el fotómetro que nuestras cámaras llevan incorporado.

En los inicios las cámaras no tenían un fotómetro incorporado, y muchos fotógrafos tampoco usaban un fotómetro externo. Aprendiendo a observar la luz y aplicando ciertos valores recogidos en una serie de normas o tablas, se llegaba a la exposición correcta.

El famoso fotógrafo Henri Cartier-Bresson en una entrevista en 1971 afirmó que usar un fotómetro le daba pereza. “Durante el día, no necesito un fotómetro. Es únicamente cuando la luz cambia rápidamente al anochecer, o cuando estoy en otro país, en el desierto o en la nieve. Pero primero trato de predecir, y luego compruebo. Es un buen entrenamiento”.

Luz incidente o luz reflejada.

Un fotómetro de bolsillo lee lo que llamamos luz incidente de una escena, la luz que llega a la escena dada una (o varias) fuente de luz. Colocamos el fotómetro en frente del sujeto y lo apuntamos en dirección a la cámara. El fotómetro medirá la cantidad de luz que llega a la posición del sujeto desde la fuente de luz.

Medicion_00

La mayoría de los fotómetros de las cámaras leen la luz reflejada de una escena. La fuente de luz ilumina un objeto y esa luz es reflejada hacia la cámara y atraviesa el objetivo. Es lo que el acrónimo TTL significa (“through the lens”, a través de la lente); el fotómetro lee el brillo de una escena a través de la luz que le llega a través del objetivo.

La medición de luz reflejada funciona mejor cuando nos encontramos en situaciones con tonos medios de luz. En escenas en la nieve, Situaciones con un fondo blanco o negro, o paisajes a la puesta de sol pueden engañar al fotómetro de la cámara y hacer que tengamos una escena de nieve gris o un fondo ya no tan blanco o negro, o demasiada oscuridad rodeando al sol del ocaso.

El fotómetro incorporado de las cámaras indican a la cámara cómo de brillante es la luz que reflejan los objetos en la escena. Para poder asignar un valor a “brillante” o “oscuro”, necesitamos establecer una línea de partida para determinar lo que es más brillante o más oscuro. Para la mayoría de las cámaras, el fotómetro evalúa una versión monocromática de la escena y una un tono de gris medio como valor de partida. Grises más oscuro aproximándose al negro se leen como opuestos a los tonos más luminosos de gris que se acercan al blanco. En situaciones como estas podremos usar el modo de compensación de la exposición (EV).

Dependiendo de la cámara, podemos tener una representación gráfica de la luz que el fotómetro está leyendo. Muchas cámaras muestran una escala en el visor y/o en la pantalla indicándonos si con los valores de apertura, velocidad de disparo e ISO establecidos en ese momento la foto saldría sobre- o sub-expuesta. Con esa información podremos alterar los valores de exposición a nuestra voluntad.

Sabiendo que el fotómetro de nuestra cámara está midiendo la luz que reflejan los objetos en la escena, cabe preguntarse: ¿en qué partes de la escena está midiendo está luz?.

Esto nos lleva a considerar los modos de medición de nuestras cámaras.

1.- Medición matricial.

En algunas marcas se la denomina como Multi-segmento, o evaluativa. Este modo de medición toma la información de toda la escena y trata de conseguir una exposición equilibrada para todo el encuadre. Hay diferentes tipos de fotómetros, los fotómetros multi-segmentos más básicos leen la información de la luz de 5 áreas diferentes que cubren la mayoría de la escena y crean una lectura media basada en las mediciones de dichos segmentos. Algunos sistemas, después de hacer la lectura de estas 5 áreas, alteran el valor medio obtenido dando a la información del área central más importancia, normalmente un 60% en el centro y un 40% para las otras 4 regiones.

Medicion_01

En nuestros días, la mayoría de las cámaras son capaces de medir miles de zonas (pixeles) en el encuadre, no sólo para una reflectividad monocromática, sino también para el color e incluso consideran la distancia relativa entre los sujetos dentro del encuadre para dar al fotógrafo una medida más precisa de la luz.

2.- Medición ponderada al centro.

Este modo evalúa la información del centro de la escena. Muchas cámaras tienen marcas en el visor que muestran un gran círculo alrededor del centro del mismo que corresponde al área que está siendo evaluada.

Medicion_02

3.- Medición puntual.

En este modo se reduce el círculo central aún más. Esto permite al fotógrafo medir la luz reflejada de una pequeña porción de la escena. Muchos de los fotómetros actuales permiten mover el punto de medición a otros lugares aparte del centro del encuadre, normalmente uniéndolo al punto de enfoque.

Medicion_03

En las cámaras en las que no podemos mover el punto de medición podemos apuntar con nuestra cámara al sujeto sobre el que queremos medir la luz, y apretar el botón de disparo suavemente para que mantenga la lectura de la luz y el enfoque. También podemos usar el botón de bloqueo de la medición (AE-L) para mantener ese valor y poder recomponer nuestra escena y enfocar de nuevo sin alterar el valor obtenido de la medición de la luz. El manual de la cámara nos guiará a lo largo de este proceso.

Medición_05

Escogiendo el modo de medición.

Los modos de medición son herramientas que nos ayudan a conseguir la exposición deseada en función de lo que queremos reflejar.

Por ejemplo: si estamos en una cafetería y queremos hacer un retrato de la persona con la que estamos sentados y tenemos una lámpara sobre la mesa que la ilumina pero la iluminación general de la cafetería es tenue; si usamos la medición matricial acabaremos con una imagen en la que la cara del sujeto sobreexpuesta ya que la cámara tratará de equilibrar la exposición entre el fondo oscuro y la cara iluminada. Si queremos simplemente tener un retrato bien iluminado deberemos de usar la medición ponderada al centro o puntual y medir la luz sobre el rostro de la persona.

Podemos ver más ejemplos en las siguientes imágenes:

Medicion_04

Experimentación.

Es importante que experimentemos con nuestras cámaras, sobre todo si estamos empezando en el mundo de la fotografía. Podemos cambiar de un modo a otro de medición y observar los resultados al instante en nuestra pantalla.

Para los que llevéis más tiempo en la fotografía, el saber utilizar la medición puntual nos permitirá utilizar la técnica de derechear el histograma y optimizar así la exposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s