Las cámaras espías americanas que acabaron en el proyecto lunar soviético.

Hay momentos en los que la realidad supera la ficción, y aún las cosas más extravagantes se hacen posibles cuando se pasa poco tiempo pensando en hacer las cosas bien y no hay problemas con el presupuesto.

Así, durante los tiempos de la Guerra Fría, los Estados Unidos iniciaron el Proyecto Genetrix. Un proyecto secreto destinado a obtener información en las áreas cercanas a la frontera de la Unión Soviética. Para conseguir dicho objetivo, los Estados Unidos prepararon unos gigantescos globos de helio de 60 metros de alto por 30 metros de ancho que soltaron sobre lugares estratégicos de la frontera con la Unión Soviética con la idea de que la sobrevolaran, y fueran recogidos por la aviación aliada al salir del espacio aéreo soviético.

Spy_04

 

Spy_05

Estos globos volaban a altitudes de entre 15 y 30 km, muy por encima de la altitud que alcanzan los aviones de la época. Sin embargo, de los 516 globos lanzados ente el 10 de Enero y el 6 de Febrero de 1956 solamente se recuperaron 54 globos,de los cuales únicamente 31 proporcionaron alguna fotografía utilizable. La mayoría de los globos fueron derribados o se salieron de su trayectoria. Los pilotos de los MiG soviéticos derribaron numerosos de ellos durante los amaneceres, dado que debido al frío del aire los globos flotaban a una altitud mucho más baja.

Pero esa es solamente una parte de la historia. En esos tiempos la Unión Soviética estaba enfrascada en el proyecto Luna 3: un intento de fotografiar la cara oculta de la Luna. Sin embargo, el proyecto estaba parado, pues todavía estaban tratando de encontrar una manera de fabricar una película fotográfica que resistiera la radiación a la que iba a estar expuesto el satélite en el espacio exterior.

Para ellos, el poder capturar estos globos les venía como anillo al dedo, dado que los americanos habían encontrado una manera de proteger la película fotográfica de la radiación. Los soviéticos, quizás no supieran cómo producir esa película, pero de seguro sabían cómo sacar la película de las cámaras americanas y ponerla en las suyas.

Spy_06

Después de solucionado este problema se tuvieron que enfrentar a uno nuevo: necesitaban una manera de procesar y enviar las imágenes obtenidas antes de que la capsula del satélite entrase de nuevo en la atmósfera terrestre y pudiese quedar incinerada.

Para conseguir cumplir dicho propósito, los soviéticos crearon un pequeño laboratorio de procesado automático dentro de la capsula espacial en el que revelar las fotografías tomadas de la Luna. Una vez realizada esta tarea, necesitaban un medio de enviar dichas imágenes a la Tierra. Para ello diseñaron una especie de “fax” que escaneaba las fotografías recién reveladas y enviaba la información vía radio hasta la Tierra.

Spy_03

Todo eso consiguieron realizarlo en una cápsula de 130 centímetros de largo y 120 centímetros de diámetro en su parte más ancha. Siendo básicamente un cilindro de mayormente 95 centímetros de diámetro.

Spy_02

El satélite Luna 3 fue lanzado por un cohete Luna 8K72 desde el Polo Norte. La capsula espacial pasó a 6.200 kilómetros de la Luna cerca del polo sur de la misma el 6 de Octubre de 1959 en su aproximamiento más cercano, y continuó viaje hacía la cara oculta de la misma. El 7 de Octubre alcanzó dicha cara oculta y empezó la captura de fotografías. La primera imagen fue captada a las 3:30 UT a una distancia de 63.500 Km. de la superficie lunar, y la última imagen fue captada 40 minutos después a 66.700 km.

Un total de 29 fotografías fueron tomadas, cubriendo un 70% de la cara oculta. Los primeros intentos de transmitir las fotografías comenzaron el 8 de Octubre, pero fueron infructuosos debido a la baja intensidad de la señal. Cuando el Luna 3 estuvo más cerca de la Tierra pudo enviar un total de 17 viables fotografías, pero de escasa calidad, el 18 de Octubre. Todo contacto con la capsula se perdió el 22 de Octubre. Se cree que la capsula se incineró al contacto con la atmósfera entre Marzo y Abril de 1960. Otras fuentes dicen que pudo sobrevivir en órbita hasta 1962 o más tarde.

Spy_01

Esas imágenes fueron la primera vez que la humanidad pudo ver la cara oculta de la Luna por primera vez. Algo que había despertado la imaginación de escritores y poetas por siglos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s