Sigma protege tus objetivos con sus nuevos filtros cerámicos.

Todos tratamos nuestro equipo fotográfico con sumo cariño, y aunque algunas veces lo llevamos a situaciones límites, siempre intentamos que no sufra ningún daño.

En lo que a los objetivos se refiere, una de las protecciones que podemos tener con ellos es colocando un filtro protector en el frente de la lente. Se trata de un filtro transparente que protege a la lente frontal del objetivo de posibles rayones o impactos fortuitos. Aunque los más puristas afirman que colocar cualquier pieza de cristal reduce la calidad óptica del objetivo, y que colocar una pieza plana de cristal en un gran objetivo en el que la lente frontal es curva causa ciertas aberraciones, la verdad es que el efecto es mínimo siempre que estemos usando un filtro de calidad.

Para proteger la lente de nuestros objetivos de caídas o impactos, Sigma lanzó a finales de 2015 un nuevo filtro protector cerámico que ofrece una protección 10 veces superior a un filtro normal y 3 veces superior a un filtro con tratamiento cerámico.

sigma_01

Como podemos ver en el siguiente video que explica el proceso de fabricación del mismo, los filtros con tratamiento cerámico tienen la superficie del cristal endurecida y poco elástica lo que puede provocar que ante un impacto fuerte se cree una tensión suficiente que acabe quebrando el cristal. Con el tratamiento térmico empleado por sigma, el endurecimiento se produce en toda la anchura del cristal pero permitiendo también cierta elasticidad que ayuda a absorber impactos. El índice Vickers de dureza de este cristal es de 700HV.

El filtro cerámico de Sigma ofrece una ligereza del 30%, con un espesor del 50% con respecto a sus predecesores, y es repelente al agua, al polvo, aceite, huellas, rayones y golpes.

sigma_02

Para demostrar la dureza de sus filtros Sigma nos muestra un test lanzando una bola de 49 gramos desde una altura de 1270mm sobre uno de sus filtros cerámicos así como sobre un filtro protector normal y 2 filtros con tratamientos cerámicos de la competencia.

Los diámetros disponibles por el momento van de los 67mm a los 105mm, y parece ser que están pensados para objetivos de alta gama. Así los precios van de 130$ el filtro de 67mm hasta 441$ el filtro de 105mm. Quizás no sea lo más conveniente para proteger un objetivo básico de 100 o 200€, pero si trabajamos con objetivos para una cámara full-frame en los que los originales más utilizados suelen tener un precio de partida superior a los 1.500€ y de ahí hacia arriba (un Nikon 24-70mm f/2.8 suele rondar los 1.800€ y el Canon 24-70mm f/2.8 está en el mismo rango de precios), desde luego ya es para tenerlos en cuenta. Mientras nos tocará esperar a que se extienda su uso y su proceso de fabricación abarate costes para que sea aceptable comprarlos para usarlos en los objetivos de nuestras cámaras DX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s