10 consejos para aumentar la duración de tus tarjetas de memoria.

Las tarjetas de memoria son parte esencial para cada tipo de fotógrafo. Tenemos una amplia variedad de ellas en el mercado y es importante conocer sus características para saber cuál es la tarjeta que más nos conviene y la que nos va a dar un mejor rendimiento.

Para que las tarjetas nos duren el máximo tiempo posible es bueno seguir los siguientes consejos:

 1.- Formatea la tarjeta desde la cámara.

Antes de empezar a hacer fotos, formatearemos la tarjeta de memoria en la cámara que vayamos a utilizar.

memory_card_01

Es mejor formatear desde la cámara que desde el ordenador, ya que de esta manera nos aseguramos que la tarjeta recibe el formato de archivos más adecuado para ese tipo y modelo de cámara, asegurándonos así que funcionará de manera adecuada.

2.- Presta atención a la capacidad de la tarjeta.

Cuando observes que el contador de la capacidad de fotografías que aún puedes almacenar en la tarjeta se va reduciendo hasta llegar casi a cero, no continúes haciendo fotos. Si la tarjeta está ya casi llena puedes hacer que los ficheros se corrompan.

3.- Recuerda que puedes usar programas de recuperación de datos.

Si has borrado alguna foto por error, o incluso has formateado la tarjeta sin querer, debes de saber que aún hay posibilidades de recuperar esos datos.

En cuanto te des cuenta del error debes de dejar de usar esa tarjeta. Retírala de la cámara y usa alguno de los programas de recuperación de datos que existen en el mercado . Si continuas haciendo fotos con esa tarjeta estarás sobrescribiendo en el lugar donde se encontraba el fichero eliminado haciendo imposible la recuperación.

4.- Rota el uso de las tarjetas.

Si usas varias tarjetas fotográficas, es bueno desarrollar un sistema para saber cuáles están vacías y cuáles llenas, e ir rotandolas para no usar unas mucho y otras poco.

memory_card_03

Si usas un porta tarjetas, es bueno colocar, por ejemplo, las vacías boca arriba y las llenas boca abajo.

5.- Usa un lector de tarjetas.

Es mejor no conectar la cámara al ordenador a través del cable USB. Si procedes de esta manera agotarás rápidamente la batería de la cámara. Si la conexión se pierde por desconexión accidental del cable USB o agotamiento de la batería, la transmisión se interrumpirá bruscamente y puede resultar en la corrupción de las imágenes.

memory_card_02

Usar un lector de tarjetas es más rápido, seguro y eficiente.

6.- Trata no borrar imágenes desde la cámara.

Aunque es una mala costumbre, o manía, que muchos tenemos, es bueno no borrar las fotografías de la tarjeta para intentar hacer hueco. Aunque al revisar las fotografías que hayamos realizado veamos algunas que no nos convenzan, es mejor esperar, y llevar tarjetas de memoria de sobra.

Cuando borramos una imagen dejamos huecos en la tarjeta que la cámara intentará rellenar con la siguiente fotografía que tomemos. Esa nueva fotografía puede que encaje en ese hueco dejado o que sea grabada aprovechando varios huecos. Sea cual sea la manera de hacerlo, el llenado no será optimo y habrá más posibilidades de que el fichero se corrompa.

Es mejor esperar al llenado de la tarjeta, guardar las imágenes que queramos en el ordenador, y formatear la tarjeta desde la cámara.

7.- No uses la misma tarjeta en cámaras distintas.

Si aún te queda capacidad en la tarjeta, no la uses en una cámara diferente para seguir tomando fotos. Las dos cámaras (aunque sean de la misma marca) pueden tener un sistema diferente de almacenamiento o arquitectura, y al mezclar estos sistemas puede que los datos de la tarjeta se corrompan.

8.- Retira la tarjeta de forma segura.

Siempre que vayas a retirar la tarjeta de la cámara asegúrate que la cámara está apagada.

memory_card_04

Igualmente, cuando vayas a retirar la tarjeta del ordenador, no desconectes simplemente el lector de tarjetas directamente. Siempre extrae la tarjeta de forma segura (tanto en Windows como en Mac). Aunque pienses que el ordenador ha terminado de leer o escribir en la tarjeta, puede que siga accediendo a la misma.

9.- Haz siempre backups.

Antes de formatear la tarjeta asegúrate que tienes las fotografías almacenadas en al menos 2 lugares diferentes. Pasar las fotografías de la tarjeta al ordenador y luego formatear la tarjeta no es hacer backup, es mover las fotos de un lugar a otro. Si pierdes alguna de esas fotos no la tendrás en ningún otro lugar.

Es bueno disponer de varios discos duros en los que tener copias duplicadas de tus fotos.

10.- Etiqueta tus tarjetas.

Escribe en tus tarjetas tu nombre y número de teléfono o email. De esta manera si la extravías, hay alguna oportunidad de poder recuperarla.

2 Respuestas a “10 consejos para aumentar la duración de tus tarjetas de memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s