Consejos para escoger un buen título para nuestras fotografías.

Hoy en día no sólo hacemos fotos para nuestro propio deleite y recuerdo, si no que, gracias a las redes sociales, también nos gusta compartirlas. Ahí es dónde en muchas ocasiones nos encontramos con el problema de dotarla de un buen título.

A veces nos limitamos a titular nuestra fotografía con el nombre de alguno de los elementos de la misma: perro corriendo, árbol, castillo, etc., y aunque esta técnica nos puede ayudar a salir al paso, no aporta ningún valor añadido a nuestra fotografía. En especial, si estamos presentando nuestra fotografía a un concurso, indicarles a los jueces simplemente lo que están viendo no sólo no añadirá puntos a tu fotografía, si no que puede ser contraproducente.

Un buen título complementa nuestro trabajo, dando al espectador información más relevante que enriquece su experiencia, indicando la relación del autor con el sujeto fotografiado, el medio, y la audiencia; sugiriendo, pero sin limitar la atención sobre la obra, dejando al observador que extienda su interpretación más allá de la imagen.

Un mal título puede dominar sobre la obra, tratando de maquillar lo que falta, enfocando la atención sobre algún aspecto de la imagen pero eliminando la atención sobre otros aspectos, y limitando el espacio a la interpretación del observador diciendo a los espectadores qué deben de ver en la fotografía.

Title_01

En la mayoría de las ocasiones algo sencillo y simple puede ser lo más efectivo. Sin embargo es bueno que seamos algo creativos y nos esforcemos un poco. Dejar las fotos con el nombre que les asigna la cámara (DSC0023.JPG o IMG0023.JPG) no es una buena idea, pues evidencia falta de interés y creatividad. Tenemos varias opciones para dar a nuestras fotografías algún punto extra con el título:

1.- Enuncia el sujeto y la fecha.

En algunas ocasiones puede ser interesante informar sobre el lugar y fecha de captura, eso puede animar al observador a desplazarse a dicho lugar y a saber cuándo puede observarlo de una manera similar.

Ej: “Kirkjufell, Islandia, 30 de Julio de 2015”.

2.- Aporta los datos técnicos de captura.

Puede ser también muy útil para el espectador saber cómo se ha captado esa imagen.

Ej: Nikon D7100, Objetivo Sigma 10-20, Longitud focal 11mm, Apertura f/14, tiempo de exposición 30s.

3.- Establece una relación con el sujeto.

Puede ser una relación que exista con nosotros o con otra persona.

Ej: “Mi hogar”, “Sus vacaciones”, “Mi padre”,…

4.- Nombra un elemento formal de la obra.

Por ejemplo el color, la forma, el tamaño, un número, etc.

Ej: “Verde”, “30 segundos”, etc.

6.- Refiérete a otro medio.

Puede ser una poesía, una canción, el título de un libro, etc.

Ej: “There’s no mountain high”, “Saga vikinga”, etc.

7.- Interpreta el sujeto subjetivamente.

Las metáforas suelen trabajar muy bien en este sentido.

Ej: “A través del espejo”.

8.- Usa un término técnico relacionado con el sujeto o con la captura.

Podemos usar un término relacionado con la fotografía y su captura pero que nos abra el camino a futuras preguntas.

Ej: “Movimiento”.

9.- Señala algo que no está en la imagen.

A veces no sólo es bueno llamar la atención del observador sobre algo que está en la imagen, si no sobre algo que falta en la imagen y que puede ser relevante o sorprendente por no ser lo habitual.

Ej: “Tarde sin lluvia”.

10.- Crea una contradicción.

El gran pintor Magritte tituló una pintura de una pipa con el título “No es una pipa”. Eso puede despertar en el espectador una paradoja que le haga meditar sobre la obra.

Title_02

Ej: “Abarrotado de gente”.

Es interesante que cuando mantienes el título simple y convencional, sazonar las palabras trabaja a tu favor. La creatividad, junto con algunas dosis de ironía o contradicción funciona muy bien.

Es importante también intentar llegar a un título pegadizo y fácil de recordar. Algo muy rimbombante y potente, pero que no se quede en la cabeza pierde bastante fuerza pronto.

Es importante también poder llegar a un estándar para tus títulos, los efectos a largo plazo son beneficiosos y es como crear una marca, tanto para tus imágenes como para sus títulos.

Como el arte de tus fotos, los títulos deben de tratar de comunicar algo. Los títulos forman parte de tu arte. Asegúrate de que tus títulos contribuyen a esa comunicación.

3 Respuestas a “Consejos para escoger un buen título para nuestras fotografías.

  1. Buen artículo, con los títulos he tirado la toalla 😀, cierto que un mal título puede dar al traste con una buena foto, hace tiempo tuve la duda de si numerarlas o fecharlas, ganó la segunda opción.
    Saludos.

  2. Humm… suspensa! Jeje
    Pero una pregunta tengo, porque a veces, no indicar el lugar forma parte de lo que se quiere expresar mediante el no expresarlo, esto es, abstraer el espacio a un cualquier punto en un momento. ¿ si? El tema es que se logre 😁
    Sabía que tenía pendiente esta lectura y que tocaba fustigarse! Bien! Errores a solucionar, gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s