Qué hacer con tu vieja cámara ahora que te has comprado una nueva.

Según vas avanzando en el mundo de la fotografía llega un momento en el que tarde o temprano actualizas tu equipo y adquieres una nueva cámara aunque la antigua siga funcionando correctamente.

Las razones para actualizar el equipo pueden ser muy variadas y es importante tomar esa decisión calmadamente y en frío, pero una vez comprada la nueva cámara es importante pensar en qué vamos a hacer con la antigua.

Las opciones que tenemos son las siguientes:

1.- Venderla.

Si necesitas dinero para la nueva cámara, o si has tomado la decisión que no vas a volver a usar la cámara vieja nunca más, la mejor opción es venderla. Y debes venderla en cuanto antes. Cuanto más tardes en venderla, su valor disminuirá,  ya que irán saliendo nuevas cámaras al mercado con nuevas prestaciones que irán desplazando el valor de las viejas cámaras a la baja.

Si conoces a algún familiar o amigo que esté interesado en tu cámara puede ser una buena opción.

Si necesitas el dinero rápido, entonces la mejor opción es acudir a una tienda de segunda mano o empeños (estilo Cash &Converters), dónde te tasarán el equipo y te darán el dinero al instante.

save_money

Si no tienes tanta urgencia de dinero, entonces una buena opción es tratar de venderla por internet en sitios como Ebay. Haz unas buenas fotos de tu equipo, prepara una buena y detallada descripción de tu equipo y el estado en el que se encuentra, y mira el precio que se pide por un equipo similar para ajustar el precio que pidas por ella. Si hay mucha oferta de cámaras similares a la tuya, puede ser conveniente pedir un precio algo inferior al que pida el resto.

2.- Dónala.

Quizás es una opción que no se nos haya pasado nunca por la cabeza, pero no está de más tenerla en cuenta. Si la fotografía te ha dado alguna satisfacción es bueno poder procurar esa misma satisfacción a otros con menos recursos.

Puedes donarla a un colegio o instituto que posea alguna asignatura o taller de Bellas Artes. Ellos la podrán usar en sus clases o prestar a algún estudiante con pocos recursos. Acude al centro de estudios en el que te formaste o al más cercano a donde resides, de seguro agradecerán tu aportación.

Kid_3

También puedes donarlo a asociaciones de fotografía o a alguna ONG que necesite de cámaras para documentar algún evento, para fomentar la fotografía entre los grupos más desfavorecidos, como terapia para gente con discapacidades, etc.

3.- Búscala un nuevo propósito.

Puede que la vieja cámara se te haya quedado pequeña para un uso general o para alguna disciplina fotográfica que requiera de ciertas características técnicas, pero eso no significa que no podamos reconvertirla para usarla en algunas disciplinas que exigen un mayor desgaste físico a nuestras cámaras.

Podemos practicar disciplinas como el Camera Tossing (lanzar la cámara al aire para hacer fotos).

Camera-Toss-ImageB

Eliminar el filtro infrarrojo del sensor para tener una cámara que nos permita hacer fotografía infrarroja.

Usarla en el exteriores como cámara acoplada a una trampa fotográfica para captar animales salvajes.

Usarla en la creación de timelapses sin que nos preocupe demasiado el desgaste del obturador o que se reduzca su vida útil.

no_tripod_07b

Etc.

Hay muchas opciones que no realizaríamos con una cámara nueva si no recibiéramos una compensación económica por ellas para compensar el deterioro de la cámara, pero que quizás con una cámara que ya esté amortizada no nos preocupe tanto.

4.- Úsala de respaldo.

Hay muchas ocasiones en las que es útil tener una segunda cámara.

En una boda nos puede interesar tener una cámara con sus ajustes y objetivo preparado para los detalles, y otra para un propósito más general.

equipo_01

También es bueno llevar una cámara de respaldo por si, en medio de un trabajo fotográfico remunerado, la cámara principal nos falla. Así podremos seguir trabajando a pesar de las circunstancias adversas.

5.- Sigue usándola.

Como hemos comentado al principio, quizás has actualizado tu equipo para poder practicar alguna disciplina que la vieja cámara no te permitía hacer con calidad, pero eso no quiere decir que no la puedas seguir usando en circunstancias en las que no necesites demasiada calidad, no quieras llevar un equipo más pesado, o simplemente quieras prescindir de algunos automatismos para profundizar más en la técnica o la composición.

00_Vivian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s