Consigue unas buenas fotografías de la superluna.

El próximo día 14 de noviembre vamos a poder disfrutar de una superluna: un momento en el que la luna se encuentra más cercana a nuestro planeta y, que según dicen, a una distancia tan cercana que no se ha producido algo parecido en los últimos 70 años.

Aunque el fenómeno de la superluna se produce varias veces al año, cuando la luna se encuentra en el perigeo de su órbita (la próxima superluna la podremos ver el 14 de diciembre), el día 14 podremos disfrutar de ese pequeño extra de tamaño para poder captar ese fenómeno en su máxima amplitud. La luna llena el 14 de noviembre de 2016, se presentará como la  superluna más cercana del año (356,509 kilómetros o millas 221,524). Lo que es más, el 14 de noviembre del año 2016, la luna llena se encontrará  en su punto más cercano a la Tierra en el siglo XXI (2001 a 2100), y la luna no llegará a una distancia tan similar, hasta  la luna llena del 25 de noviembre del 2034.

Hoy vamos a ver algunos consejos para aprender qué ajustes debemos de usar para fotografiar la luna así como algunas herramientas para conocer su posición en todo momento y anticipar nuestra composición. Fotografiar simplemente la luna es algo que podemos hacer todas las noches, pero lo interesante no es fotografiar sólo la luna, sino integrarla en nuestro paisaje y obtener así una buena composición.

supermoon_03

Empecemos:

1.- Preparando el equipo.

En principio vamos a poder fotografiar la luna con cualquier tipo de cámara, pero es mejor si podemos contar con las siguientes características:

.- Un buen teleobjetivo.

En función de la longitud focal que utilicemos más o menos tamaño ocupará la luna en nuestra fotografía.

Cuanto mayor sea la longitud focal que podamos utilizar más grande y más cercana se verá la luna, cobrando así mayor importancia en el encuadre.

En la siguiente tabla podemos observar cuál será aproximadamente el tamaño de la luna en el sensor.

eclipse lunar 04.- Posibilidad de disparar en modo manual.

En las escenas en las que predominan las zonas poco iluminadas la cámara tiende a compensar esa oscuridad sobreexponiendo algo más la captura, con lo que la luna estará demasiado iluminada y sin detalle, y las zonas oscuras más aclaradas.

Usaremos el modo manual para configurar la exposición a nuestro gusto y obtener así una foto bastante contrastada, con la luna correctamente expuesta y los cielos oscuros.

.- Posibilidad de disparar en RAW.

Aunque no hay ningún problema en obtener nuestra fotografía en JPG, siempre es bueno trabajar con los ficheros RAW que nos aportan mucha más información y, por tanto, más posibilidades a la hora del revelado. Sobre todo si tenemos zonas sobreexpuestas, o mucha diferencia entre zonas iluminadas y zonas oscuras.

.- Estabilidad.

Buscaremos estabilizar al máximo nuestro equipo usando un trípode, utilizando un disparador remoto y usando la opción de bloqueo de espejo, si nuestra cámara dispone de la misma. Todas estas cosas no son imprescindibles, pero nos ayudarán a obtener una imagen mucho más nítida.

2.- Ajustes.

La hora a la que salgamos a hacer las fotos nos marcará también la elevación del sol y, por consiguiente, las condiciones de luz que vamos a tener y la exposición que necesitaremos.

.- Cuando el sol está bajo (entre 6º y 0º): Hora dorada.

Cuando el sol está muy bajo, bien al amanecer o al anochecer, su luz palidece la de la luna, y ésta presenta un tono pálido, siendo menos visible.

En estos casos podemos usar una apertura de entre f/5.6 y f/8, y una velocidad de disparo de alrededor de 1/200 s, usaremos un ISO lo más bajo posible (ISO 100 o 200) y lo iremos aumentando en función de las condiciones de luz.

.- Cuando el sol se acaba de ocultar (entre 0º y -4º): Hora dorada.

En estas condiciones en las que el sol se acaba de ocultar, tenemos aún la suficiente claridad como para captar en una sola exposición tanto la luna como el paisaje. Según se vaya metiendo el sol, llegará un momento en que la luna vaya adquiriendo más brillo hasta que llegue un momento en el que si queremos tener el paisaje iluminado, la luna nos quede sobreexpuesta.

Empezaremos con una apertura de f/8 que iremos aumentando si las condiciones de luz disminuyen y una velocidad de disparo de entre 1/100 y 1s. Empezaremos esta vez con un ISO de entre 200 y 400, y lo aumentaremos si lo consideramos necesario.

superluna_2

.- Sol oculto (entre -4º y 6º): Hora azul.

Durante la hora azul vamos a poder obtener los mejores resultados si nos encontramos en un entorno urbano, pues la luz artificial nos iluminara el paisaje compensando el fuerte brillo de la luna.

Podemos cerrar bastante el diafragma para que las pequeñas luces de la ciudad nos queden como estrellas, para eso colocaremos la apertura en f/11 o f/16. Nuestra velocidad de disparo entre 1/250s y 2s, y un ISO empezando en 200 o 400 y subiéndolo hasta obtener la exposición correcta.

superluna_1

.- Sol totalmente oculto (menos de -6º): Noche oscura.

Si nos seguimos encontrando en paisaje urbano podemos seguir las recomendaciones del apartado anterior, aunque probablemente la luna ya se encuentre bastante alta en el cielo y tengamos que abrir bastante el encuadre usando grandes angulares.

En el campo no vamos a poder conseguir exponer correctamente a la luna y al paisaje en una sola toma. En estos casos es quizás más atractivo usar unos grandes angulares y realizar una larga exposición, dejando la luna sobreespuesta en el cielo como un elemento compositivo más.

En una larga exposición la luna va a ser capaz de iluminar nuestro paisaje, si tenemos nubes podemos captar su movimiento en forma de estelas. Si tenemos un cielo despejado y estrellado, si queremos que las estrellas no nos salgan movidas deberemos de usar una velocidad de disparo superior a (600 / longitud focal; si usamos una focal de 10mm debemos de usar una velocidad de disparo de 60 segundos o más rápida).

supermoon_04

Jugaremos con la apertura y el ISO para conseguir el efecto deseado.

3.- Prediciendo la posición de la luna en nuestro encuadre.

Como ya hemos mencionado de pasada en los apartados anteriores, aprovecharemos mejor la superluna si la integramos en la composición de nuestros paisajes, ya sean urbanos o naturales. Para ello es conveniente saber cuál va a ser su posición en todo momento y así poder planificar la hora  a la que debemos de hacer la toma para que la luna se encuentre en el lugar indicado, y el lugar desde el que debemos de colocarnos.

Si tenemos intención de que la luna aparezca al lado de la fachada de cierto edificio, a través de la entrada de una cueva, o en cualquier lugar que se nos ocurra, deberemos primero de verificar si tal situación es posible y, después, averiguar en qué momento se producirá tal situación.

eclipse lunar 02

Una de las mejores herramientas, aunque por el momento sólo disponible para dispositivos IOS, es Photopills, con esta herramienta podrás saber en todo momento la posición que va a ocupar el sol o la luna, así como la posibilidad de a través de la realidad aumentada, determinar con la cámara del móvil el lugar exacto que van a ocupar esos elementos en la composición que deseamos.

Otra aplicación que nos ofrece unas características bastante similares es SunSurveyor, que tenemos disponible tanto para IOS como para Android.

Ambas aplicaciones son de pago. Si queremos algo gratuito, aunque más básico, podemos echar mano de Sky Maps de google o la versión online de PhotoEphemeris. Con estas aplicaciones podremos ver en un mapa los puntos por donde va a salir o ponerse tanto el solo como la luna, así como su dirección y ángulo de altitud desde el punto donde vayamos a estar colocados.

4.- Prediciendo el tiempo.

Una vez que tenemos todo preparado, es importante también saber la predicción del tiempo. Puede que el frío no sea un gran problema (aparte de para la duración de nuestras baterías), pero sí puede ser un inconveniente si tenemos el cielo muy nublado, con niebla o lluvia. Un par de días antes consulta la predicción del tiempo para el lugar al que vas a acudir a hacer las fotos.

No obstante, acude siempre bien abrigado, pues por la noche la temperatura puede bajar drásticamente, sobre todo si te encuentras en el campo.

5.- Usa la multiexposición de la cámara.

Si el tamaño que obtenemos de la luna en nuestra composición no nos convence, o la exposición de la luna con el paisaje no es buena, siempre podemos recurrir a la multiexposición.

La mayoría de las cámaras modernas nos van a permitir hacer 2 o 3 fotografías y fusionarlas en una sola. Seleccionando esta función en nuestras cámaras con la opción de fusión de Ganancia, haremos una primera foto al paisaje dejando lugar a dónde queremos que luego se encuentre la luna, posteriormente modificaremos la longitud focal y/o los ajustes de exposición colocando la luna en el hueco que hemos dejado de la primera imagen.

supermoon_01

supermoon_02

En algunos modelos de Canon podemos realizar esta función con el modo LiveView activado y, al hacer la segunda captura, se nos muestra la primera imagen semitransparente para poder encuadrar mejor la luna.

Esperamos que estos consejos os sean útiles y tengáis una buena sesión fotográfica de la SuperLuna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s