Las 10 principales diferencias entre cámaras Mirrorless y DSLR.

Hasta el año 2009 el mundo fotográfico estaba dividido en cámaras compactas y cámaras réflex, cuya diferencia principal era que las cámaras réflex constaban de un espejo que se interponía entre el sensor o el negativo reflejando la imagen hasta un visor óptico.

Dentro de las cámaras réflex tenemos las réflex “normales”, las cámaras bridge que no disponen de objetivos intercambiables, y las de gran formato que presentan un sensor o negativo de mayor tamaño.

En el año 2009, Olympus rompe las reglas del juego introduciendo la primera cámara Mirrorless: la PEN E-P1.

mirrorless-vs-dslr_05Sabemos que dichas cámaras son más pequeñas, más ligeras y mecánicamente más simples, pero éstas no son sus únicas diferencias ni ventajas.

mirrorless-vs-dslr_02

1.- Peso y tamaño.

Por norma general las DSLR presentan un tamaño mayor que las Mirrorless, lo cual es de ayuda en cuestiones ergonómicas y para equilibrar el peso del equipo cuando usamos grandes objetivos.

Un Mirrorless puede presentar, en conjunto, un tamaño similar si es usada con un gran teleobjetivo.

No obstante, si la cámara Mirrorless presenta un sensor cuatro tercios en vez de un APS-C, al ser estos menores, y tener un mayor factor de recorte. El tamaño de sus objetivos será menor para obtener una misma longitud focal y, por tanto, presentarán un tamaño considerablemente menor.

2.- Objetivos.

Hasta la fecha Nikon y Canon son los fabricantes de cámaras DSLR que presentan una gama más amplia de objetivos, tanto fabricados por ellos mismos como por terceras marcas. A la zaga van Sony y Pentax.

En el terreno de las Mirrorless ocupan los primeros lugares Olympus, Panasonic y Fuji, siendo seguidas de cerca por Sony.

En el terreno de los sensores cuatro tercios, Olympus comparte la misma montura que Panasonic, con lo que pueden intercambiarse los objetivos entre ellas.

3.- Visor.

Esta es una de las grandes diferencias entre estos dos tipos de cámaras. En las DSLR tenemos un visor óptico tenemos una visión directa y más clara de los objetos. En las cámaras Mirrorless tenemos un visor digital que nos ofrece una versión digital de lo que va a captar la cámara. Debido a que se nos presenta una versión de la imagen final, suele haber un pequeño retraso entre la realidad y lo que vemos a través del visor que es el que tarda la cámara en aplicar los ajustes a la imagen y mostrarla.

En dichos visores digitales se nos ofrece una mayor información que en los ópticos, pudiendo incluir también la información del histograma.

mirrorless-vs-dslr_04

4.- Autoenfoque.

En las DSLR podemos disponer de dos tipos de enfoque: enfoque de fase y enfoque de contraste.

El enfoque por fase es mucho más rápido que el enfoque por contraste, pero no podemos usarlo cuando activamos el LiveView. Es por eso que las DSLR son mejores para captar sujetos en movimiento como puede ser en fotografía de naturaleza o deportiva.

Con el enfoque por contraste lo que conseguimos es que el disparo sea más rápido.

5.- Fotogramas por segundo.

Dado su diseño más sencillo y a contar con menos partes móviles, las Mirrorless son capaces de darnos más fotogramas por segundo que una DSLR.

Así, por ejemplo, la Canon EOS-1D X Mark II puede ofrecernos 14 fotogramas por segundo, mientras que la Olympus OM-D E-M1 Mark II llega hasta los 60 fotogramas por segundo.

6.- Grabación de vídeo.

Llevamos mucho más tiempo grabando vídeo con una DSLR que con una Mirrorless, es por eso que podemos encontrar en el mercado muchos accesorios que acoplar a nuestra cámara DSLR como estabilizadores, drones, deslizadores, micrófonos, etc.

Sin embargo, las Mirrorless están entrando fuerte en este terreno con la grabación en 4k y con un mejor autoenfoque en el modo LiveView.

4K_02

7.- Especificaciones.

Incluso las DSLR más básicas tienen un gran número de funciones y comandos, y podemos tener un completo control manual de las mismas. Las Mirrorless también nos permiten tener un control absoluto de la captura y en muchas ocasiones suelen ofrecer algunas características que aún no han incorporado las DSLR.

8.- Calidad de imagen.

Tanto las DSLR como las Mirrorless incorporan los últimos sensores y procesadores del mercado. La única diferencia es que mientras en las DSLR tenemos tamaños APS-C o full-frame, en las Mirrorless tenemos sensores más pequeños.

La diferencia, por tanto, reside en el tamaño en Megapíxeles de la imagen final. Así con una Canon EOS 5DS podemos llegar hasta os 50 Megapixeles, y con una Sony Alpha A7R II llegamos hasta los 42.5 Megapixeles.

9.- Duración de la batería.

Aunque las Mirrorless tienen menos componentes mecánicos que las DSLR, muchos han sido sustituidos por componentes electrónicos que consumen más batería. Si a eso le unimos que por motivos de tamaño las baterías también son más pequeñas, encontramos que la duración de las baterías nos da para entre 300 y 400 disparos, cuando la duración en una DSLR se encuentra entre 600 y 800, llegando en los mejores modelos a las 1.000 fotografías.

10.- Precio.

Tenemos una amplia variedad de precios en ambas categorías. No obstante, conseguiremos mayores prestaciones en una DSLR barata que en una Mirrorless barata. En estas últimas los modelos más baratos suelen carecer de visor digital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s