Blowup. La fotografía como herramienta de investigación.

Ver y percibir son dos términos relacionados pero diferentes. Nuestros ojos son capaces de ver muchas cosas, pero nuestro cerebro en muchas ocasiones no las percibe todas. Eso es, por ejemplo, lo que nos sucede cuando estamos con una persona: la estamos viendo perfectamente, pero el entorno donde nos encontramos, la conversación que mantenemos, los sentimientos que nos provoca esa persona, todo ello hace que nuestra percepción se vea influenciada y muchos detalles pasen desapercibidos. Si en esa situación tomamos una foto, esa imagen está aislada de todas las demás influencias y hace que percibamos y reparemos en más cosas que antes, y normalmente lo hacemos en las imperfecciones. Es por eso también por lo que retocamos nuestras imágenes con Photoshop, para que sigan mostrando las cosas tal y como las vimos en un primer momento: sin imperfecciones.

Le sucede lo mismo al protagonista de nuestra película. Detalles que no percibió en un primer lugar van apareciendo según examina una serie de fotografías.

blow_up_01

Sinopsis.

Basada en un relato de Julio Cortazar (“Las babas del diablo”), la película se ambienta en un día de la vida de Thomas (David Hemmings). En el Londres de los años 60, desenfadado e inquieto, Thomas es un prestigioso fotógrafo de moda al que acuden también adolescentes con el deseo de ser famosas. Sin embargo, con lo que realmente disfruta Thomas es paseando por las calles y fotografiando a las personas que se encuentra por allí.

blow_up_02

Es en uno de esos paseos, en los que Thomas se adentra en un parque en el que encuentra a una pareja que está hablando. Encontrando la situación fotográficamente interesante, Thomas les sigue y les hace una serie de fotografías escondiéndose detrás de vallas y árboles.

Cuando está a punto de irse, es sorprendido por la mujer (Vanessa Redgrave), quién le pide insistentemente que le entregue las fotografías. Thomas se desentiende de ella con promesas, pero después aparece en su estudio, ofreciéndole dinero e insinuándosele para obtener los negativos. Ante tal insistencia, Thomas termina dándole otro carrete de negativos, y cuando ella abandona el estudio, Thomas decide revelar las fotos que han despertado tanta polémica.

blow_up_03

Es en ese momento en el que Thomas percibe algo más en las fotos que no había conseguido apreciar en el momento de hacer las fotos.

Un fotógrafo en el cine.

Podemos contemplar en esta película dos disciplinas fotográficas: la fotografía de moda y la fotografía callejera, aunque la manera en la que Thomas conduce a sus modelos no es la más recomendable si queremos empatizar con ellas y conseguir buenos resultados. Esto es quizás, en parte, porque Thomas no disfruta con su trabajo, aunque consigue muy buenos resultados, es con la fotografía callejera con la que consigue ir más allá del físico y arrancar emociones en el espectador.

blow_up_04

El estudio y la calle son dos disciplinas casi antagónicas. En estudio tenemos un control absoluto de la iluminación, solemos trabajar con cámaras de gran formato, buscamos la pose perfecta a base de repetir y repetir movimientos de la modelo, buscamos la interacción con la misma, y en muchas ocasiones se puede caer en la rutina de repetir los esquemas que una vez nos funcionaron. En la fotografía de calle sucede lo contrario: no tenemos control sobre las luces ambiente, solemos trabajar con cámaras pequeñas y que no destaquen, buscamos la naturalidad sobre las poses para captar un momento único e irrepetible, evitamos la interacción con el sujeto y buscamos siempre la sorpresa.

Podemos ver también en la película algo de lo que era el trabajo de laboratorio, con Thomas examinando hojas de contactos y negativos, y ampliando zonas de las fotografías intentando obtener una imagen más ampliada al estilo de un “primitivo” CSI.

blow_up_05

Finalmente, se nos enfrenta a una dura realidad, sin imágenes no hay constancia de dicha realidad.

Las cámaras.

En el estudio vemos a Thomas usar una Hasselblad 500C de formato 6×6, en la cual lleva acoplado un visor de aumento para enfocar mejor. Estas cámaras eran completamente modulares, y podíamos cambiar el tipo de visor según nuestras necesidades e incluso pasar de un tipo de película a otro sin tener que terminar el carrete pudiéndolo usar más adelante, simplemente cambiando el modulo que almacenaba el carrete por otro con una película de otro tipo (blanco y negó por color, o por un ISO diferente, etc.).

blow_up_06

Para sus salidas callejeras, aunque también la usa en el estudio, Thomas usa una Nikon F. Una cámara que inauguró la serie F de Nikon y que se convirtió en la pieza dominante de la fotografía profesional hasta que Canon desarrolló su sistema autofocus ultrasónico a finales de los 80.

blow_up_07

Anécdotas.

En la película contamos con un cameo del propio Julio Cortazar. Como ya hemos contado la película se basa en un relato suyo, y cuando Thomas le muestra su portfolio de fotografía callejera a su agente, en una de las fotografías aparece el mismo Julio Cortazar.

blow_up_08

Además, este portfolio fue creado por el fotógrafo Don McCullin (donmccullin.com), quién fue contratado por 500 libras por Antonioni para poder usar algunas de sus fotografías y además asesorar a David Hemmings a como sujetar la cámara y comportarse como un foto-reportero.

En la casa estudio de Thomas podemos encontrar colgados de las paredes dos obras de fotógrafos importantes. Una es “Camel Train” de John Cowan, 1966; y la otra es “Cycle II” de Peter Sedgley.

blow_up_09

blow_up_10

Una de las modelos con las que trabaja Thomas fue interpretada por la modelo Verushka, quien gozaba de mucha popularidad en esa época.

blow_up_11

Ficha técnica.

Título original: Blow-Up (Blowup)

Año: 1966

Duración: 108 min.

País: Reino Unido

Director: Michelangelo Antonioni

Guión: Tonino Guerra, Michelangelo Antonioni (Cuento: Julio Cortázar)

Música: Herbert Hancock (AKA Herbie Hancock)

Fotografía: Carlo Di Palma

Reparto: David Hemmings, Vanessa Redgrave, Sarah Miles, Peter Bowles, Jane Birkin, Gillian Hills, Verushka

Productora: Bridge Films / MGM

Género: Intriga. Drama. Thriller | Fotografía. Crimen. Película de culto

Trailer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s