8 consejos para iniciarte en la fotografía callejera.

La fotografía callejera o “Street photography” es una disciplina en la que quizás las personas más tímidas tenemos mucho miedo en afrontar. Eso puede hacer no sólo que nos perdamos la oportunidad de practicar esta disciplina, sino que además puede hacer que la afrontemos con el equipo y la actitud equivocados, haciendo que cada vez nos cueste más intentar hacer fotos callejeras de nuevo.

Vamos a ver algunos consejos que pueden ayudarnos a adentrarnos en esta disciplina y a superar algunos miedos o errores que quizás hayamos tenido en el pasado.

1.- Sé discreto con tu vestimenta.

Es importante no llamar la atención, lo cual se consigue más fácilmente vistiendo de manera discreta y con colores oscuros que con colores chillones.

Ir vestido como el Coronel Tapioca a un mercado africano puede que nos haga ir muy cómodos, pero de seguro no vamos a pasar desapercibidos. Lo mismo se aplica a cualquier otro lugar. Trataremos de ir lo más sencillamente posibles sin llamar la atención.

2.- Lleva poco equipo.

Trataremos de llevar el menor equipo posible con un doble propósito:

En primer lugar, si vamos muy cargados de equipo, con una gran mochila o bolsa fotográfica, se va a hacer evidente que somos fotógrafos y la gente estará más atenta a lo que hacemos. Si conseguimos pasar más por turistas que por fotógrafos, la gente no reparará tanto en nosotros.

En segundo lugar, llevar poco equipo hará que estemos más cómodos y podamos movernos mejor. En contrapartida deberemos de conocer bien el equipo que estamos llevando, y sobre todo, el alcance de nuestro objetivo para saber hasta dónde llega y dónde debemos de colocarnos para conseguir la toma deseada.

3.- Usa longitudes focales cortas.

Quizás nuestro primer instinto a la hora de hacer fotos a extraños sea usar un teleobjetivo para hacer una foto lo más alejados posible del sujeto. Sin embargo, un teleobjetivo destaca mucho más por su gran tamaño, es más fácil de percibir hacia donde apunta, y la gente lo asocia con los paparazzi. Si tenemos en cuenta además, que al tener un campo de visión bastante restringido tardaremos más en centrar a nuestro sujeto y nos hará más visibles.

Por tanto, es mejor usar unas longitudes focales más cortas, aunque eso nos va a obligar a estar más cerca de la gente, teniendo que ser necesariamente más rápidos a la hora de disparar nuestras cámaras.

4.- Sé rápido.

Si no queremos que la gente nos descubra debemos de actuar rápidamente. No podemos estar mirando a alguien continuamente esperando a que haga algo interesante, debemos de ser capaces de captar dónde está sucediendo algo interesante o hay una composición atractiva, y levantar la cámara el tiempo imprescindible para apuntar y disparar.

Para ayudarnos a ser más rápidos con la cámara, hasta que tengamos más práctica o más confianza, podemos usar el modo P de los ajustes de la cámara, que escogerá una velocidad de disparo y una apertura adecuadas a la situación. También podemos ganar unas décimas de segundo si usamos un enfoque automático para no tener que enfocar y reencuadrar.

Nun on the run.

Usar el modo LiveView, sobre todo si tenemos una pantalla abatible, nos puede ayudar a pasar desapercibidos al poder disparar sin tener que llevarnos la cámara a la altura de los ojos. Si tenemos la posibilidad de controlar la cámara desde el teléfono móvil vía WiFi o Bluetooth también podemos utilizarla.

También podemos apuntar hacia otro lugar antes y/o después de hacer la foto para intentar no ser descubierto. Si vamos acompañados, podemos hacer como que estamos fotografiando a nuestro acompañante cuando en realidad estamos fotografiando lo que sucede detrás de él.

5.- Acude a lugares concurridos.

Aparte de que vamos a tener más sujetos a los que fotografiar, vamos a pasar más desapercibidos. El mezclarse entre los demás, sobre todo en lugares plagados de turistas con sus propias cámaras, hará que la gente se fije menos en otra persona con una cámara al cuello.

Waiting the train

En la medida que vayamos cogiendo confianza en nosotros mismos y vayamos venciendo nuestra timidez, podremos ir adentrándonos en lugares menos concurridos. En esos lugares pocos concurridos deberemos de comportarnos con naturalidad. Si pretendemos esconder la cámara levantaremos más sospechas que si la tenemos visible y estamos haciendo fotos a las cosas que nos rodean. Si nos ven haciendo fotos o bien pronto dejarán de prestarnos atención o bien asumirán que les estamos haciendo fotos.

6.- Prepara respuestas.

Puede que alguna persona te vea haciéndole fotos y se acerque a preguntarte el por qué. Estate preparado y ten una respuesta a mano. No se trata de mentir a la gente, sino de tener preparada una respuesta para vencer la timidez y los nervios del momento.

Puedes contarle que eres un fotógrafo aficionado al que le gusta captar a la gente en su entorno para mejorar su portfolio, que estás realizando un proyecto o trabajo, que tienes una página web o blog (puedes facilitarle la dirección de la misma y ganarte así un seguidor), o que simplemente eres un turista y él o ella te pareció interesante y querías captar ese momento.

No trates de engañar o aparentar, la sinceridad y las buenas maneras trabajaran a nuestro favor.

7.- Sé amable.

Si alguien se acerca a ti pidiendo que borres las fotos que le has tomado, no es buena opción sacar a relucir de buenas a primeras todos los derechos y leyes que te amparan. Estamos disfrutando de nuestro hobby o afición, y no es bueno llevarse un gran disgusto por una simple foto. Si mi satisfacción personal de llevarme una buena foto implica molestar a una persona, o que se sienta molesta, para mí, personalmente, no vale la pena.

Writing the wish list.

Echaremos mano de la ley y nuestros derechos cuando la otra persona venga de manera amenazante o irrespetuosa. Le intentaremos hacer ver que no estamos haciendo nada malo o ilegal y que la decisión de borrar una imagen depende de nuestra voluntad y no de su imposición.

8.- Empieza fotografiando a personas “propensas”.

Si no se te ocurre por dónde empezar puedes hacerlo fotografiando a gente que está acostumbrada a que le hagan fotos en la calle. Estamos hablando de artistas callejeros como estatuas vivientes, mimos, malabaristas, …. Artistas de calle que no se sorprenderán ni se molestarán porque haya alguien cerca de ellos haciéndoles fotos. Además, seguirán su actuación como si no estuvieras ahí.

Levitation

Eso sí, es recomendable que cambies algunos billetes en monedas. Ya que te vas a “aprovechar” de ellos es bueno que les dejes algunas monedas a cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s