5 situaciones en las usar la pantalla en vez del visor puede mejorar tu fotografía.

A la hora de componer nuestras fotografías tenemos dos opciones a nuestra disposición: o bien usamos el visor (óptico, electrónico o hibrido), o bien usamos la pantalla LCD trasera. En todas las cámaras vamos a tener un sistema u otro, aunque en la mayoría de las cámaras actuales vamos a poder contar con ambos.

La mayoría de los fotógrafos tenemos preferencias por un sistema u otro, pero es bueno no ser demasiado fanático con estas cosas y saber ver las buenas oportunidades que ambos sistemas nos pueden ofrecer.

Si bien personalmente preferimos utilizar el visor porque nos permite sujetar la cámara de una manera más estable y componer más rápidamente, cierto es que utilizar la pantalla LCD nos puede ofrecer ciertas ventajas y hoy vamos a algunas de ellas (sobre todo si la pantalla es abatible).

1.- Podemos acercarnos más al sujeto sin llegar a intimidarlo.

Cuando nos colocamos la cámara a la altura de los ojos podemos resultar amenazantes, pues se nos percibe como cazadores. Y la verdad es que parte de razón no les falta, pues siempre estamos dispuestos a cazar una buena foto, a apuntar y a disparar para llevarnos una buena captura a casa. Las similitudes entre caza y fotografía son grandes.

Si queremos pasar más desapercibidos, sobre todo en fotografía callejera, el disparar observando la pantalla en vez del visor nos va a ayudar bastante. Mucho más si, encima, la pantalla es abatible.

Con la cámara en una posición más baja, pegada a nuestra barriga, pasaremos más desapercibidos, pues podemos pasar por alguien que está revisando sus fotos realizadas, y si además llevamos ropa oscura la cámara se camuflará con nuestra vestimenta.

Además, aunque se nos perciba como un fotógrafo que les quiere hacer una foto, la gente verá nuestra cara en vez de una cámara, lo cual permite establecer un contacto visual, y las posibilidades de entablar una conversación son mayores pudiendo por tanto acercarnos más.

2.- Podemos vigilar mejor nuestros entornos.

Cuando miramos a través del visor nuestro campo de visión es muy limitado, mucho más si al mirar por el visor con un ojo cerramos el otro.

Al mirar por la pantalla necesariamente tendremos la cámara alejada del rostro y tendremos un mayor campo de visión, pudiendo ver no sólo lo que la pantalla nos muestra que está en el encuadre, sino también los alrededores. Así podremos ver si hay algún sujeto que pueda irrumpir en el encuadre y decidir entonces si debemos de realizar ya la foto para evitarlo o si por el contrario queremos dejarlo pasar para que forme parte de él.

3.- Podemos experimentar con más puntos de vista.

El poder encuadrar nuestra imagen sin tener que llevar la cámara a la altura de los ojos nos va a permitir poder experimentar con nuevos puntos de vista y expandir así nuestra creatividad.

Si por ejemplo queremos realizar un picado o fotografiar por encima de la multitud, utilizar la pantalla LCD nos es imprescindible para ver lo que estamos encuadrando cuando sujetamos en alto la cámara.

Si lo que queremos hacer es un contrapicado o fotografiar al ras del suelo, una pantalla abatible nos hará la vida más cómoda y no tendremos que agacharnos o tumbarnos en posturas incomodas para hacerlo.

4.- Si queremos adentrarnos en la fotografía en blanco y negro.

Cuando nos adentramos en la fotografía en blanco y negro debemos de tener en cuenta que estamos utilizando un lenguaje diferente y debemos de aprender sus normas.

Así, objetos que presentan un color distinto, puede que al pasar la imagen al blanco y negro presenten la misma luminosidad y sean indistinguibles. Eso hace que perdamos ritmo y contraste en nuestra composición cuando la transformamos al blanco y negro

Para ayudarnos a ver en blanco y negro podemos seleccionar este modo de disparo en nuestras cámaras, de esta manera podremos observar cómo cambia una escena al ser vista en monocromo.

Si disparamos en RAW seguiremos teniendo toda la información de color de la imagen, pero también los ajustes realizados para obtener ese blanco y negro si queremos recuperarlo en Photoshop o Lightroom. Si disparamos en JPG tendremos solamente la información de la imagen monocromática.

5.- Tendremos más información disponible para realizar ajustes.

A través del visor vamos a tener información de la velocidad de disparo y la apertura que estamos utilizando, así como un indicador de si estamos subexponiendo o sobreexponiendo nuestra imagen.

A través de la pantalla LCD podemos observar también el histograma en tiempo real de la imagen que estamos viendo y hacer unos ajustes más finos, sobre todo si queremos derechear el histograma al disparar en RAW. También podemos ver cómo afecta el ISO a la imagen pudiendo ver mejor la escena en condiciones de escasa luminosidad.

En la pantalla podremos ver una representación en JPG de cómo va a ser el resultado cuando apretemos el disparador de nuestras cámaras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s