Los mejores ajustes para fotografiar conciertos.

Con la llegada del buen tiempo aumentan los festivales y los conciertos. Aunque principalmente acudimos a los conciertos para disfrutar de la música y del espectáculo, en ocasiones también podemos aunar nuestra afición o trabajo como fotógrafos en ellos.

No existe una receta mágica que nos solucione todas las situaciones en las que podemos encontrarnos, pero sí unos valores de partida desde los cuales poder ir ajustando nuestra cámara para poder conseguir unos buenos resultados cuando fotografiemos conciertos.

1.- Modo de disparo manual.

Disparar en modo manual nos va a conferir pleno control de la exposición en medio de unas condiciones cambiantes de luz que vamos a encontrar.

Aunque quizás prefiramos usar el Modo Prioridad a la Apertura o a la Velocidad, con el Modo Manual podremos elegir variar la Apertura o la Velocidad en función de las necesidades; si además tenemos un botón asignado para cambiar rápidamente el valor del ISO, tendremos control absoluto sobre la exposición.

A.- Velocidad de 1/250 o mayor.

Dado que los músicos van a estar moviéndose por el escenario vamos a querer congelar su movimiento usando una velocidad de disparo que nos permita hacerlo sin llegar al límite de los otros valores de exposición.

Si conocemos de antemano momentos de la actuación en los que el cantante o músico permanece relativamente quieto, podemos tratar de forzar una menor velocidad de disparo.

B.- Apertura de f/1.4 – f/2.8.

Si nos vamos a dedicar a fotografiar conciertos de manera habitual o profesional, es necesario que invirtamos en un objetivo luminoso. Una gran apertura va a permitir que entre más luz hacia el sensor, pudiendo utilizar velocidades más rápidas o ISOs más bajos.

En contrapartida vamos a tener una profundidad de campo muy estrecha lo cual nos va a conferir un bonito efecto, pero deberemos afinar mucho con el enfoque.

C.- ISO de 640 – 3200.

El efecto del ISO es sencillo. Si aumentamos el valor del ISO aumentamos la señal que recibe el sensor y al hacerlo aumentamos también el ruido que lleva esa señal haciendo que aparezca grano en la imagen. Debemos de considerar si nos merece la pena tener cierto ruido en la imagen, pero poder tener la foto, o si por el contrario la calidad es inaceptable.

Aunque podamos tener un botón asignado para cambiar de manera rápida el valor del ISO, no va a ser tan rápido como usar un dial para cambiar la velocidad o la apertura. Es por eso que va a ser el primer valor que establezcamos antes de empezar a fotografiar y que trataremos de reajustar lo menos posible.

En la actualidad las cámaras están avanzando mucho en el terreno del ISO, y podremos obtener una buena calidad a ISOs altos, si es nuestro caso, podremos incrementar el valor del ISO a estos valores, pero debemos de conocer nuestros límites y tratar siempre de mantener siempre el ISO más bajo posible para obtener así la mejor calidad de imagen posible.

2.- Balance de blancos automático.

La luz en un concierto va a cambiar constantemente de intensidad y de color, intentar ajustar el Balance de blancos en cada ocasión es una auténtica locura, así que es mejor confiar en el ajuste automático del balance de blancos y ajustar su valor posteriormente en el procesado de la imagen.

3.- Enfoque automático continuo.

En Nikon nos aparece bajo el nombre de AI-Servo y en Canon como AF-C. En este modo podemos enfocar a nuestro sujeto y el enfoque se mantendrá a lo largo del encuadre aunque en sujeto se mueva.

También nos puede ser útil usar el botón trasero de enfoque para separar el enfoque del botón disparador y así mantener el enfoque (o cambiarlo si es necesario) pudiendo disparar en cualquier momento, una o más veces sin que la cámara tenga que reenfocar cada vez.

4.- Modo de disparo continuo.

Como hemos comentado antes, en un concierto suele haber mucho movimiento. Muchos cantantes bailan, saltan, giran, etc… Si queremos captar esos movimientos usaremos el modo de disparo continuo para asegurarnos que al menos en alguna foto hemos captado ese movimiento.

5.- Calidad de imagen en RAW.

Siempre es conveniente disparar con la mayor calidad posible, pero más si cabe cuando vamos a estar trabajando con luces de diferentes intensidades y colores. Conseguir arreglar una sobre exposición o un balance de blancos equivocado en JPG puede ser una tarea muy ardua si no imposible en muchas ocasiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s