Bokeh. El fotógrafo como el eterno nostálgico.

Recientemente hemos visto esta película que nos ha traído muy buenos recuerdos por desarrollarse la historia en Islandia y poder recordar así alguno de los lugares más interesantes que visitamos hace años en el sur de la isla, entre la ciudad de Reikiavik y la ciudad de Vik.

Y es que eso es lo que tenemos los fotógrafos, que somos unos nostálgicos. Las imágenes que tomamos incluyen momentos especiales o sentimientos, y cuando las contemplamos, tratamos de rememorar esos momentos.

Es por eso también que llegamos a tener cierto grado de apego por nuestras cámaras por los buenos momentos que nos proporcionan y llegamos también a mostrar cierta nostalgia por cámaras que en algún momento de la historia ayudaron a crear imágenes inolvidables.

Sinopsis.

La película, financiada por crowfunding y de corte independiente, nos muestra a una pareja de novios: Jenai (Maika Monroe) y Riley (Matt O’Leary) que se encuentran de vacaciones en Islandia disfrutando de las maravillas de la naturaleza que la isla ofrece y que se encuentran en una mayor concentración en el sur de la misma.

Así, aparte de ver algunas zonas de la ciudad de Reikiavik, podemos verlos en el Parque Nacional de Pingevir, en el lago de aguas termales del Blue Lagoon, en la catarata de Skogafoss, en Geysir, en las playas de arenas negras de Vik, en el avión DC-13 abandonado, etc…

Pero estas idílicas vacaciones sufren un giro dramático cuando durante la noche un destello de luz verde surca el cielo y a la mañana siguiente Jenai y Riley son incapaces de encontrar a un solo alma en la ciudad de Reikiavik. Diferentes pensamientos surcan sus mentes tratando de suponer qué es lo que está sucediendo. Lo que en un principio tratan de asimilar como una posible huelga, concentración o reunión festiva en algún lugar de la ciudad, poco a poco se va convirtiendo en la certeza de que quizás estén, no solamente solos en la isla, sino en todo el planeta.

A partir de ahí, podemos ver los diferentes acercamientos a la situación que hace cada uno de ellos, y que los lleva en algunas ocasiones al enfrentamiento.

Tener una isla para fotografiar tu sólo puede ser buena oportunidad ahora que Islandia se está masificando de turistas, pero ser los únicos habitantes contrarresta esos aspectos positivos.

Un fotógrafo en el cine.

El título de la película ya hace una referencia al mundo de la fotografía. Bokeh es un término proveniente del japonés que significa “desenfoque” y lo usamos en fotografía para hablar de la cualidad que tienen los objetivos de desenfocar el fondo de nuestras imágenes y la forma que los puntos de luz adquieren al ser desenfocados. Cuando estos puntos de luz se transforman en círculos perfectos tendremos un bonito bokeh, cuando adquieren otras formas geométricas el efecto no es tan agradable. La forma que adquiere el desenfoque está relacionada directamente con la forma del diafragma del objetivo.

Pero las referencias a la fotografía no se quedan simplemente en el título. Riley utiliza una cámara de carrete de gran formato de la marca Rolleiflex para captar sus vacaciones. Una decisión afianzada en la nostalgia, pero que también responde a una decisión de principios: escoger la calidad sobre la cantidad.

Como revela el mismo Riley durante los primeros minutos de la película, la película de carrete le permite buscar el momento decisivo eliminando los instantes triviales y pudiendo centrarse en captar los más importantes. El estar limitado en el número de disparos, hace que debamos pensar seriamente en las cuestiones técnicas, en la composición y en lo que queremos captar antes de apretar el disparador.

La fotografía digital nos permite poder experimentar a un coste cero y poder ver de manera instantánea el resultado de nuestra captura para poder rectificar en el momento si fuese necesario. Estas son dos grandes herramientas a nuestra disposición, pero abusar de ellas puede hacer que nos relajemos y que confiemos más en las segundas oportunidades que en prepararnos para conseguir la toma deseada en el menor número de disparos posibles, y que en ocasiones nos perdamos el momento decisivo por no saber conseguir una buena fotografía a la primera.

La cámara.

Durante la película podemos ver a Riley usando una cámara Rolleiflex para fotografiar a su novia Jenai.

La Rolleiflex es una cámara de carrete de formato cuadrado 6×6 cm. Un formato bastante popular mucho antes de que Instagram instaurará dicho formato cuadrado a la hora de publicar nuestras fotos.

La Rolleiflex era, y es, bastante popular entre los amantes de las cámaras de gran formato debido a su excelente relación calidad / precio. Unido, además, a un diseño muy atractivo.

Las primeras cámaras Rollei fueron creadas por Paul Franke y Reiniol Heidecke en la ciudad alemana de Braunschweig en 1920. La primera Rolleiflex fue sacada al mercado en 1928 con un sistema de doble lente. Este sistema nos ofrece dos objetivos iguales: el objetivo superior es el que nos lleva la imagen hasta el visor, y el inferior dispone de diafragma y obturador para que podamos conseguir la exposición correcta. De esta manera evitamos el movimiento del espejo esquivando así la aparición de vibraciones y simplificando el mecanismo.

La ventaja de este tipo de cámaras es que tenemos un tamaño de visor que ocupa el mismo tamaño del negativo de película lo que nos permite observar con gran detalle el sujeto que vamos a capturar. En contrapartida, debemos de acostumbrarnos a un punto de vista que no coincide con el de nuestros ojos, y a que la imagen que observamos en el visor es una imagen especular al no disponer de un pentaprisma que corrija tal efecto como tenemos en nuestras réflex habituales. También debemos de considerar que contamos con una focal fija, lo que hace que debamos acostumbrarnos a ella para saber qué ángulo de visión nos ofrece y movernos por el lugar hasta conseguir el encuadre deseado.

Ficha técnica.

Título original: Bokeh

Año: 2017

Duración: 92 min.

País: Islandia

Director: Geoffrey Orthwein, Andrew Sullivan

Guion: Geoffrey Orthwein, Andrew Sullivan

Música: Keegan DeWitt

Fotografía: Joe Lindsay

Reparto: Maika Monroe, Matt O’Leary,  Arnar Jónsson,  Gunnar Helgason, Berglind Rós Sigurðardóttir

Productora: Zealous Pictures / Vintage Pictures / Verge Pictures

Género: Ciencia ficción. Drama

Trailer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s