Stanley Kubrick. Un fotógrafo precoz que se pasó al cine.

Todos conocemos la obra cinematográfica de Stanley Kubrick (y quien no lo haya hecho debería de hacerlo inmediatamente), pero pocos conocen su faceta como fotógrafo. En parte quizás también debido a que no fue hasta después de su muerte en 1999 que se redescubrió su trabajo como fotógrafo.

Aunque la obra cinematográfica de Kubrick destaca, entre otras muchas cosas, por su gran fotografía, la verdad es que Kubrick vendió su primera fotografía a los 16 años al semanario estadounidense Look. Una fotografía de un quiosquero abatido, rodeado de periódicos que mostraban en portada la muerte del presidente Franklin Delano Roosvelt en 1945. Esa fotografía la había tomado en su camino a la escuela, y fue la primera de casi 27.000 fotografías que acabó realizando para la revista Look entre los años 1945 y 1951.

Su afición por la fotografía había comenzado unos años antes cuando recibió una Leica III como regalo por su decimotercer cumpleaños. Ese momento desató la afición de Stanley por todo lo relacionado con la imagen.

Durante los años que estuvo trabajando para Look se encargó de reflejar en sus fotografías la sociedad norteamericana de la época. Trabajos que reflejan gran naturalidad y el caos y lo frenético de una ciudad como Nueva York.

Esa etapa de fotógrafo fue muy importante para Kubrick pues, aunque él siempre quiso ser cineasta, afirmaba que para hacer cine no hacía falta saber de cine, sino de composición fotográfica.

Tal era el sentido de la composición y el afán por la perfección que ya entonces demostraba, que en muchas ocasiones no dudaba en solicitar a los protagonistas de sus trabajos que posaran para poder conseguir la imagen que ya tenía previsualizada en su cabeza. Kubrick también afirmaba que: “Lo real está bien, pero atraer el interés es mejor”.

Kubrick se centra en sus fotografías en mostrar historias humanas: ya sea la jornada laboral de un jovencísimo limpiabotas, la vuelta al hogar de los neoyorkinos por la noche en el metro, un día en el circo con sus acróbatas y payasos, o la vida de una aspirante a actriz.

Otra de sus grandes aficiones fue el boxeo por su dramatismo y por el destino trágico de sus protagonistas. Este deporte se deja ver en varias de sus fotografías dedicadas al púgil Rocky Graziano.

Gran parte de su trabajo para la revista Look se encuentra donado en el Museo de la Ciudad de Nueva York, y al que podemos acceder desde su página web.

Nosotros os dejamos con un video recopilatorio de parte de su trabajo.

Anuncios

Una respuesta a “Stanley Kubrick. Un fotógrafo precoz que se pasó al cine.

  1. Pingback: Stanley Kubrick Photographs. Through a Different Lens. | Fotografía DSLR·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s