¿Merece la pena revisitar un mismo lugar para fotografiarlo?

Hay quien piensa que una vez que ha obtenido una buena foto de un lugar ya no merece la pena dedicar más tiempo y pasa a buscar nuevos lugares que fotografiar. Sin embargo, hay razones más que suficientes para visitar una localización más de una vez para fotografiarla, y hoy vamos a comentar alguna de ellas.

1.- Las condiciones no son las mismas.

Como fotógrafo deberías de ser consciente de las diferentes cualidades de la luz a lo largo del día. Como la tonalidad de la luz es diferente al amanecer que al mediodía, o cómo las sombras van cambiando de dirección y afectan a nuestra composición.

Good morning, good evening

También debemos de ser conscientes de los cambios que se producen a lo largo del año según visitemos un lugar en verano o en invierno, según llueva o haga sol, según el día esté nublado o soleado.

En fotografía nocturna de larga exposición debemos de tener también en cuenta cómo afectan las fases de la luna al paisaje, permitiéndonos tener una escena perfectamente iluminada o bien un paisaje lleno de estrellas. Si nos dedicamos más específicamente a la astrofotografía debemos de conocer si determinada constelación o planeta se encuentra en el encuadre.

Si queremos fotografiar un paisaje marítimo debemos ser conscientes del estado de las mareas, pues harán que tengamos más o menos superficie de costa descubierta.

Si queremos fotografiar auroras boreales, deberemos de acudir al lugar en invierno (siempre que se encuentre en la latitud adecuada).

2.- Nuestro equipo no es el mismo.

La adquisición de nuevo equipamiento puede abrirnos la puerta a nuevas opciones creativas. Un trípode nos permite acceder a la larga exposición y que podamos conseguir nuevos efectos como pueden ser las estelas de los coches, el efecto seda en las corrientes de agua o registrar el movimiento de un sujeto.

Si adquirimos un teleobjetivo podremos centrarnos en pequeños detalles, y si adquirimos un gran angular o un ojo de pez, su amplitud y distorsiones nos abrirá un nuevo mundo compositivo. Un dron nos permitirá acceder a puntos de vista nuevos.

From behind the waterfall. Take_1

El disponer de un flash o linternas nos introducirá en la técnica de pintar con luz y dar vida nueva a nuestros paisajes nocturnos.

Un filtro polarizador nos va a permitir eliminar reflejos en la superficie del agua, o un filtro ND nos va a permitir hacer larga exposición durante el día o a equilibrar la luz en diferentes zonas del encuadre.

3.- Aprendemos nuevas técnicas.

En muchas ocasiones la adquisición de nuevo material está asociado con el aprendizaje de nuevas técnicas. Si hemos adquirido un flash es porque estamos aprendiendo nuevas técnicas de iluminación.

Pero también puede tratarse de técnicas de procesado que implican acudir de nuevo a un lugar a realizar nuevas tomas, como puede ser la realización de panorámicas, HDR o de apilamiento de enfoque.

4.- Has mejorado como fotógrafo.

Si hemos cumplido con el punto anterior, nuestras habilidades como fotógrafos habrán mejorado también. Si nos hemos preparado para aprender a manejar el equipo que tenemos, a la vez que técnicas de revelado, junto con la observación del trabajo de otros, debería todo ello llevarnos a conseguir unas imágenes de mayor calidad tanto en la faceta compositiva como en la técnica. Por tanto, seremos capaces de conseguir mejores imágenes de los viejos lugares.

5.- Hay un evento en la localización.

A veces un lugar cambia dramáticamente por la realización de un evento. Si el lugar celebra alguna festividad la decoración de las calles será diferente, puede incluso que se realice algún desfile, que por la noche haya alguna exhibición de fuegos artificiales, que la gente vaya vestida de manera especial o incluso disfrazada, o que se realice alguna representación histórica. Todo esto añadirá un toque nuevo a la localización.

Going to the party.

6.- Conoces bien el lugar.

Si hemos estado varias veces en un mismo lugar conoceremos cuáles son los mejores lugares desde los que fotografiar, así como cuándo se dan las mejores condiciones de luz para acudir. Toda esta información nos va a ser muy útil sobretodo si vamos a realizar retratos en la localización, pues nos ahorrará un montón de tiempo en la búsqueda de localizaciones.

The mad hatter.

7.- Puedes guiar a otros.

Una de las muchas cosas buenas que tiene el practicar la fotografía es que lo podemos hacer en compañía, y si acudimos a un lugar en compañía de alguien que aún no lo conoce, podemos guiarle hacia los puntos con mejor perspectiva y compartir los resultados que obtenemos cada uno.

Una afición compartida siempre es más disfrutada.

Anuncios

2 Respuestas a “¿Merece la pena revisitar un mismo lugar para fotografiarlo?

  1. Pues merece y mucho. Lo que expones aquí tiene toda la validez del mundo. Gracias por esto. Yo no poseo teleobjetivos, filtros, ni cámara propia y menos del tipo DSLR, tomo mis imágenes con lo que pueda y cuando pueda, sin embargo aprendo mucho acá. Soy de los que va al mismo lugar una y otra vez…Gracias nuevamente por el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s