Cómo conseguir modelos para tus sesiones fotográficas sin que te cueste un euro.

Como fotógrafos, el retrato es una de esas disciplinas a las que debemos enfrentarnos tarde o temprano o en las que queremos trabajar y/o perfeccionarnos. Sin embargo, cuando estamos empezando nos falta experiencia en cómo dirigir a nuestro modelo, cómo iluminarlo y cómo conseguir las mejores poses. Podemos leer multitud de libros, ver cientos de tutoriales y asistir a decenas de talleres, pero en algún momento deberemos de practicar y enfrentarnos a un modelo.

Conseguir un modelo con el que practicar o probar nuevas ideas es algo bastante complicado si no tenemos mucha experiencia o presupuesto. Sin embargo, existen algunas maneras de poder conseguir modelos para nuestras sesiones fotográficas sin que tengamos que gastar dinero en ellos. Hoy os vamos a hablar de esas maneras, y si conocéis alguna más podéis compartirlas en los comentarios.

1.- Familiares y amigos.

Es la opción más obvia y socorrida, sobre todo si estás empezando y no tienes aún un portafolio amplio y de calidad. Con la familia y amigos tendremos personas a nuestra disposición para que practiquemos todas las técnicas del retrato y aprendamos a dirigir una sesión. Sin embargo, normalmente estas personas no tienen experiencia como modelos y no podrán ayudarte demasiado a suplir tu falta de experiencia. Además, puede que no compartan tu afición por la fotografía con lo que su falta de motivación haga que se cansen pronto y les cueste ayudarnos.

Friends photo session: Pepa

2.- Profesionales con escasos recursos.

A partir de ahora deberemos de tener algo de soltura y atrevimiento para poder conseguir a los siguientes modelos. Una de las posibles fuentes de modelos son ciertos profesionales que podemos tener a nuestro alrededor y a quienes les vendría bien tener unas fotos de ellos trabajando. Puede ser un profesor de academia a quien le vendría bien una foto dando clases, o un grupo de música indi, un peluquero o esteticista o maquillador que te puede hacer de intercesor con sus clientes para que les hagas fotos para su negocio,… Las posibilidades son amplias pero debes de ser capaz de tener la imaginación suficiente para encontrarlas y la valentía suficiente para proponer el trato.

The mad hatter.

3.- Aspirantes a modelo.

En este apartado es interesante tener ya algo de preparación y experiencia a la hora de realizar retratos. Estaremos tratando con personas que tienen grandes expectativas en tus fotografías, y que quizás ya tienen cierta experiencia como modelos y necesitan un amplio portafolio para ir avanzando en sus carreras. Pueden ayudarte a seguir mejorando o quizás a experimentar con nuevos proyectos o retos. Si lo segundo es el caso, es mejor estrategia acercarse ofreciendo nuestros servicios que pidiendo ayuda. Así, por ejemplo, si acudimos diciendo que necesitamos modelos para un proyecto probablemente pedirán algo en contraprestación. Si nos acercamos diciendo que estamos haciendo un proyecto fotográfico sobre un determinado tema y que has pensado en hacerles unas fotos poniendo tú el maquillaje, edición, etc., entonces puede que estén más determinados a participar en tu proyecto sin más contraprestación que unas fotografías.

A promise is a promise.

Podemos encontrar estos futuros modelos en las redes sociales (Instagram y Facebook), en Academias de modelos, y, como recomienda Frank Doorhof, en Academias de danza. Un modelo podrá ofrecernos unas muy buenas poses, pero si queremos que realice tal o cual movimiento, o salte de una manera determinada, no será capaz de repetir la pose o movimiento con exactitud. Un bailarín tiene tal conocimiento y control sobre su cuerpo que repetirá con exactitud el movimiento requerido sin desviarse un centímetro de él.

4.- Intercambios TfCD o TfP.

Un intercambio TfCD o TfP es un encuentro en el que confluyen maquilladores, estilistas, modelos, fotógrafos, diseñadores, etc., y en que se realiza una sesión fotografía en la que todo el mundo recibe una compensación no monetaria. TfCD proviene de las siglas de Time for CD y TfP de las siglas de Time for Prints, y viene de los tiempos en los que tales practicas eran bastante comunes entre la comunidad fotográfica.

En estas sesiones los modelos adquieren más experiencias y fotos para su portafolio, así como diseñadores y esteticistas, que amplían también el suyo. El fotógrafo también amplia su experiencia y consigue probar sus ideas y llevarse unas buenas fotos. Todos juntos además consiguen hacer nuevos contactos para futuros trabajos.

Taking pictures to my friends.

Lo que debemos de tener claro es que no se trata de un lugar donde conseguir modelos gratis para que después puedas vender ese trabajo a un tercero. Se trata de compartir, y no de aprovecharse de los demás. Por eso es conveniente preparar un pequeño contrato en el que especificar a qué se compromete cada una de las partes, qué está dispuesta a hacer y qué se va a hacer con las fotos realizadas durante la sesión.

Para ponernos en contacto con estas personas podemos realizar una búsqueda en Google con los términos Modelos TFCD o Modelos TFP y la zona geográfica en la que los buscamos. O bien acudir a páginas como Fotoplatino o Nosolotop en las que podremos encontrar una amplia base de datos de modelos y fotógrafos junto con una pequeña ficha de lo que están dispuestos a hacer u ofertar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s