Aprende a leer las señales de tu dron para que no te pase lo que al actor Will Smith.

Recientemente hemos visto un video del Vlog de Will Smith en el que en un viaje a Sidney llegaban a perder un dron DJI Mavic Pro después de tener algunas incidencias con el mismo. Vamos a analizar los errores que dieron lugar a todas esas incidencias y a ver algunos consejos sobre cómo evitarlas.

Empecemos viendo el vídeo:

1.- Aprende a interpretar las luces del dron.

En el primer incidente vemos como el piloto del dron estrella su dron antes de conseguirlo despegar. Aunque no es un gran golpe, bien pudo serlo y haber dañado el dron.

Lo que observamos antes de que empezará a manejar los mandos es que las luces del dron están parpadeando alternando los colores rojo y amarillo. También observamos como el piloto mira de forma extrañado el mando, quizás por no saber interpretar el mensaje que puede estar viendo.

Una luz roja siempre debería de llamara nuestra atención, pues es un símbolo internacional de peligro y de que algo no anda bien. Si el piloto hubiera leído el manual, o lo hubiera consultado al apreciar algo extraño, se hubiera percatado de que el dron le está indicando que es necesario calibrar la brújula. Quizás no entendió porqué daba este error o no le dio importancia. Las consecuencias: un choque del dron.

Cuando tratamos de despegar desde una superficie metálica o desde una alcantarilla por la que pasen cables por debajo, ese metal y esos cables crean interferencias que afectan a la brújula. Normalmente despegando desde otro punto evitamos el problema.

2.- Aprende cómo hacer un aterrizaje de emergencia.

El segundo error importante que observamos en el vídeo es que ante lo que parecen dificultades o incapacidad de aterrizar el dron, optan por atraparlo con una toalla con el consiguiente peligro de deterioro o rotura del mismo.

La mayoría de los drones de hoy en día tienen un sistema de seguridad que nos ayuda a que el dron regrese a un punto determinado cuando pierde la señal del mando o cuando lo perdemos de vista y se lo ordenamos. Ese punto de referencia puede referirse al punto de despegue o, si nos estamos moviendo, al punto donde se encuentra el mando. Además, muchos drones cuentan con un sistema de detección de obstáculos que ayuda a que el dron llegue sano y salvo a dicho punto.

Sin embargo, si el punto de aterrizaje es muy pequeño, está lleno de obstáculos o está inclinado, vamos a tener que optar por un aterrizaje de emergencia y hacer que el dron aterrice sobre nuestra mano.

Necesitaremos desactivar desde la aplicación la opción de esquivar obstáculos, ya que al detectar nuestra mano debajo tendería a elevarse, y hacer que descienda lentamente hasta posarse sobre la mano, apagando a continuación los motores bien manteniendo la palanca de aceleración hacia abajo, o bien agarrando con cuidado el dron e inclinandolo 45º hacia un lado para que los motores se desactiven automáticamente.

Ambas son maniobras arriesgadas que es necesario practicar antes en condiciones seguras, pero que si las dominamos nos sacaran de más de un apuro cuando las necesitemos de verdad.

3.- Vigila los avisos por fuertes vientos.

Finalmente vemos como pierden el dron debido a los fuertes vientos que encuentran a gran altura. Un problema que se agrava al estar grabando dentro de una zona poblada y que podría haber tenido consecuencias lamentables de haber caído sobre alguna persona.

Es interesante tener alguna aplicación meteorológica instalada en nuestro móvil que nos avise de la dirección y la fuerza del viento, pero aunque no la tengamos, la misma aplicación del dron nos avisa de posibles fuertes vientos si detecta que el dron tiene que forzar mucho los motores para mantenerse en posición estable.

En cuanto detectemos ese aviso de fuertes vientos es importante que fijemos nuestra vista en el dron y observemos sus reacciones frente al viento. Si notamos que le cuesta permanecer estable, o que incluso es arrastrado por el viento, deberemos de hacerlo aterrizar de inmediato.

En la situación que nos ocupa, se encuentran pilotando el dron dentro de un estadio, el cual protege al dron de los fuertes vientos, pero en el momento que asciende por encima del mismo se encuentra a merced del viento, que además suele ser más fuerte en proporción con la altitud.

Es por ello muy importante la planificación siempre antes de volar nuestro dron, conocer el entorno en que nos vamos a mover y las condiciones que nos vamos a encontrar. Si al hacerlo se nos presenta alguna duda, lo mejor es no volar el dron.

Siempre hemos hecho énfasis en la importancia de leerse el manual de nuestros equipos y el estar familiarizado con sus funciones. En el caso de un dron más aún pues podemos poner en riesgo al integridad de terceras personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s