Lowepro DroneGuard CS 150. La bolsa ideal para el Mavic Pro.

Desde la creación por parte de DJI de un dron compacto como fue el Mavic Pro, los fabricantes de drones han estado desde entonces creando drones más compactos y potentes haciendo las delicias de todos aquellos que nos gusta la fotografía y ahora podemos explorar nuevos horizontes a un precio competitivo. El problema es que, siendo un producto pensado llevarlo a nuestros viajes y salidas, los fabricantes no han pensado en un medio de transporte para ellos.

Si eres un profesional el problema de espacio puede que no sea un factor determinante ya que puedes cargar en tus clientes el tener que facturar algo más de equipaje o dispones de un gran vehículo donde poder llevar todo ese gran equipo. Pero los que simplemente disfrutamos de nuestro dron para poder capturar nuevas fotografías en nuestros viajes, necesitamos llevar nuestro equipo en la manera más compacta y segura posible. En este punto, es en el que los fabricantes de drones están fallando.

Si adquieres el dron para manejarlo exclusivamente con el teléfono móvil, la mayoría de los fabricantes te ofrecen una buena solución. Así, el Yuneec Breeze, el DJI Spark, el Parrot Anafi, …, vienen con una caja o estuche en el que puedes transportar el dron. Incluso en el caso de los 2 primeros, puedes introducir alguna batería extra en dicho estuche. También en el caso del Mavic Pro, puedes adquirir aparte un pequeño bolso para transportarlo.

No obstante, si pretendes pilotar tu dron desde el mando para tener mejor manejo de los mandos y ampliar la señal de recepción. No tenemos nada preparado por el fabricante para poder transportarlo todo junto. Incluso si compramos al fabricante la opción “Combo” o “Vuela más” en la que se nos ofrece de serie el mando y baterías extras, no hay una opción de transporte aparte de la caja en la que se nos entrega el dron.

Es por eso que muchos tratan de personalizar mochilas o bolsos para que se adapten a su dron, añadiendo sujeciones o separadores acolchados a las mismas. Afortunadamente, algunos fabricantes de mochilas para fotógrafos ya se están encargando de ofrecernos sus propios modelos ya adaptados a un modelo de dron específico. Incluso nos ofrecen varias versiones en función de la cantidad de equipamiento que tengamos o si queremos transportar una cámara fotográfica a la vez.

Recientemente adquirimos un DJI Mavic Pro Alpine que se encontraba bien de precio y que viene con 2 baterías extras y el mando. Después de barajar diferentes opciones, encontramos que esta Lowepro DroneGuard CS 150 se ajustaba perfectamente a nuestras necesidades.

En la bolsa caben perfectamente el dron, el mando, y las dos baterías extras. Sin que nada esté demasiado apretado o comprimido.

También dispone de una bandeja sujeta con velcro, que podemos retirar a nuestra voluntad, y que presenta multitud de sujeciones por gomas en las que colocar algunos cables o helices de repuesto.

La bolsa está bastante acolchada permitiendo resistir bien los golpes ligeros, y presenta la tapa de un material algo más duro. También presenta un asa por la que sujetarla y unas trabillas por si queremos sujetarlo con un cinturón. (Un sistema para poder colocar una correa y llevarla del hombro nos hubiera gustado más).

Las dimensiones de esta bolsa son 19.5 x 12 x 23 cm, y un peso de 336 gr. El precio de la misma ronda los 45€. Un tamaño que hace que sea fácilmente transportable y que incluso la podamos llevar dentro de nuestra mochila fotográfica.

Podéis ver el resto de la serie de mochilas para drones de Lowepro en su página web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s