Cómo cuidar nuestros ojos correctamente.

Como en cualquier actividad es importante que cuidemos nuestra salud al realizar cualquier trabajo o actividad. Ya hemos dejado algunos consejos sobre ergonomía para hacer más  llevadero el manejo de cargas y del equipo, y posturas que nos pueden ayudar a no sobrecargar la espalda.

Hoy queremos daros algunos consejos relacionados con nuestros ojos. Como fotógrafos, el tener una buena visión es vital. El autoenfoque de la cámara nos va a ayudar muchísimo, pero hay ocasiones en las que debemos de enfocar manualmente, y aunque tenemos el ajuste de dioptrías a nuestra disposición para que nos sirva de ayuda, puede haber otros problemas en los que no nos sea útil. Como además podemos pasar muchas horas realizando fotos mirando a través del visor y después trabajando en el ordenador el procesado de las imágenes, es necesario realizar algunos ejercicios para relajar nuestros ojos y poder así trabajar mejor y evitar problemas oculares.

1.- Revísa la vista habitualmente.

Es importante detectar lo antes posible cualquier problema con la vista y es por ello aconsejable hacerse una revisión habitual al igual que lo hacemos con nuestro medido de cabecera o dentista. La degeneración macular y el glaucoma, entre otras enfermedades oculares, tiene mejor pronóstico si son detectadas y tratadas precozmente. Una visión incorrecta hará que tengamos que hacer un mayor esfuerzo visual para enfocar, así como tener mayor fatiga ocular e incluso cefaleas.

2.- Lleva una alimentación sana.

Las vitaminas A, C y E, y los minerales como el zinc y el selenio, los pigmentos como la luteína y la zeaxantina y los ácidos Omega 3, son esenciales para la retina y para retrasar el envejecimiento de las estructuras oculares. Estas sustancias se encuentran en las verduras, frutas, pescado azul, mariscos y frutos secos.

3.- Protege los ojos del sol.

La radiación ultravioleta (UV) puede producir alteraciones agudas y crónicas en el ojo. Es imprescindible protegerlos, incluso en los días nublados, tras unas gafas de sol homologadas con protección garantizada.

4.- No te frotes los ojos.

Ante una contaminación ocular por algún cuerpo extraño o por alguna sustancia química es aconsejable el lavado inmediato con agua limpia en abundancia, antes de acudir al oftalmólogo. No debes frotarte nunca los ojos.

5.- Trabaja siempre con una buena iluminación.

Una iluminación adecuada es imprescindible para reducir la fatiga visual. Para leer debemos situar la fuente de luz detrás nuestro y enfocada en el libro. Al trabajar con el ordenador o mirar la televisión hay que evitar que se produzcan reflejos sobre la pantalla.

6.- Ejercita los ojos.

Existen una serie de sencillos ejercicios que al practicarlos de manera constante pueden calmar dolores y molestias. Además, los ejercicios del ojo son buenos para aliviar la fatiga visual, fortalecer los músculos del ojo y mejorar el enfoque.

.- Ejercicio 1: Relajación.

Las personas que tienen que lidiar con trastornos visuales suelen tener más estrés y tensión en comparación de los que tienen una vista saludable.

Debido a esto, antes de empezar cualquier ejercicio, es importante llevar a cabo alguna técnica de relajación. Una forma simple de conseguirlo es haciendo tres respiraciones profundas, exhalando progresivamente.

.- Ejercicio 2: Abrir y cerrar los ojos.

El acto de abrir y cerrar los ojos a modo de ejercicio es un método que permite estimular la circulación y el líquido interno del ojo.

No se trata de parpadear rápido, sino de sostener durante unos segundos el ojo cerrado fuertemente.

Empieza cerrando los ojos durante 5 segundos y luego, ábrelos por el mismo lapso de tiempo.

Repítelo unas 8 veces.

.- Ejercicio 3: Masaje ocular.

El frotar con suavidad los globos oculares es una buena opción para incrementar el flujo sanguíneo y oxigenar las células oculares.

Cierra los párpados y, con la ayuda del dedo índice, masajea los globos oculares durante un minuto, sin hacer presión.

.- Ejercicio 4: Rotación de los ojos.

Mirar en todas las direcciones es un simple ejercicio que ayuda a relajar la vista tras someterla a situaciones o actividades estresantes.

Abre los ojos tanto como puedas y dirige la mirada hacia arriba y abajo, a derecha e izquierda, como formando un círculo.

Luego repite los mismos movimientos con los ojos cerrados.

Hazlo de tres a cuatro veces.

.- Ejercicio 5: Enfoca la mirada a distintas distancias.

Las actividades de adaptabilidad sirven para mejorar el enfoque y la concentración de la vista. Estas resultan un poco más complejas, pero tienen increíbles beneficios.

Realiza una marca sobre el cristal de una ventana, de modo que quede a la altura de los ojos.

Luego, párate a unos 35 o 40 centímetros de distancia del cristal y elige un objeto lejano.

Observa fijamente la marca durante 5 segundos y luego pasa la mirada al objeto para observarlo 5 segundos más.

Vuelve al sitio inicial y realiza 6 u 8 repeticiones.

 

Para cerrar esta rutina con broche de oro te recomendamos realizar rotaciones con el cuello hacia ambos lados, con el fin de aliviar la tensión de los músculos faciales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s