Esto es lo que un dron le puede hacer a un avión.

Como fotógrafos siempre queremos poder fotografiar algunos lugares o situaciones a los que no haya llegado nadie. Con la aparición de los drones se nos abrió un nuevo mundo de posibilidades al poder colocar una cámara en lugares y puntos de vista que hasta entonces eran impensables.

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que aunque tengamos la posibilidad de realizar una buena captura hay límites que no debemos de cruzar. Así, al hacer fotos en la naturaleza no debemos de atravesar zonas protegidas o molestar a los animales; en fotografía callejera respetar a las personas que no quieran aparecer en nuestras fotos, no realizar fotos de situaciones comprometidas o embarazosas a la gente; y así en todas las disciplinas.

Si además, con nuestras acciones podemos poner en peligro la seguridad de otras personas, entonces esa línea debe ser aún más infranqueable si cabe.

Con los drones y los aeropuertos esta es una máxima que debemos de cumplir incondicionalmente. DJI y otros drones, no te permiten volar con sus aplicaciones cuando el GPS detecta que estás a menos de 8 Km de un aeropuerto. Sin embargo otros drones o aplicaciones no ponen estos límites. Si queremos estar seguros que  no estamos en una zona restringida podemos usar aplicaciones como ENAIRE antes de  volar para estar bien informados.

Para ponernos en perspectiva, la FAA (la Administración Federal de Aviación) informó que entre abril y junio de 2018, los pilotos de aviación comercial tuvieron cerca de 800 avistamientos de drones (aunque no todos violando el espacio aéreo). Unas cifras ciertamente preocupantes.

Sin embargo son muchos los casos en los que la gente no hace caso a estas advertencias e incluso buscan ex-profeso poder captar un avión en vuelo sin prestar atención a las consecuencias. Recientemente en este año un piloto de drones estuvo volando cerca de un A380 de Emirates en las islas Mauricio.

Para poder hacernos una idea más exacta del daño que un drone puede causar en un avión, el grupo de física de la Universidad de Dayton que dirige varias investigaciones en la resistencia de blindajes al impacto, ha realizado varios experimentos para ilustrar estos daños.

En el ejemplo de ilustración se utilizó un DJI Phantom 2 y el ala derecha de un pequeño avión Mooney M20.

El impacto del dron causó daños estructurales en el ala de seria consideración que podría causar la perdida de control de la nave.

Recordemos, por tanto, ser responsables siempre cuando practicamos nuestras aficiones, poniendo siempre la seguridad de los demás y la nuestra propia por encima de poder obtener una buena imagen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s