El color está en el ojo del observador.

El ojo humano es capaz de distinguir aproximadamente entre 7 y 10 millones de colores. Como fotógrafos podemos tener el ojo entrenado para distinguir bien entre tonalidades para conseguir unos resultados buenos cuando revelamos nuestras imágenes digital o analogicamente.

No obstante, esa percepción que tenemos para distinguir entre tonalidades ligeramente diferentes se va perdiendo con la edad.

La empresa británica de productos para la visión Lenstore ha creado una prueba online en la que podemos probar nuestra capacidad de percibir las diferencias de tono entre varios tonos parecidos a través de 10 preguntas (debemos de ser capaces de leer en un inglés básico). En estas preguntas se nos pedirá que seleccionemos el tono más oscuro o más claro de una selección de colores o bien que ordenemos algunos tonos en función de cuál es el más claro o más oscuro, o que averigüemos que carácter de diferente tono se encuentra dentro de una colección de puntos.

La prueba es todo un reto, pues entre las miles de personas entre las que se realizó la prueba en un principio, solamente un 1% consiguió la puntuación perfecta, siendo el promedio de 6 pruebas acertadas de 10.

Puedes practicar aquí.

Se observó también que las mujeres suelen percibir mejor el color que los hombres (un 57.7% de aciertos sobre un 53.8% de los hombres), y que el rango de edades con mayores aciertos fueron las comprendidas entre los 31 y 35 años, disminuyendo la percepción con la edad, dándose unos aciertos de entre el 30 y el 40% para personas de más de 76 años.

Curiosamente observaron también que el porcentaje de aciertos aumentaba ligeramente con el número de idiomas hablados. Así los que sólo hablaban 1 idioma tenían de media un 53.8% de aciertos, los de 2 idiomas un 57.4% de aciertos, y los de 3 idiomas un promedio de un 60% de aciertos.

“La percepción del color depende de varios factores, incluido el vocabulario del color, el país de origen y los idiomas hablados”, dice Lenstore. “La forma en que hablamos del color juega un papel importante en la forma en que lo percibimos. El inglés no tenía una palabra para “naranja” hasta dos siglos después de que el fruto del mismo nombre llegara a Europa. Antes de eso, el color se llamaba ‘amarillo-rojo’.

“Los hablantes de ruso tienen dos palabras de categoría distintas para ‘azul claro’ y ‘azul oscuro’. Algo nunca es ‘azul’ en ruso, es ‘siniy’ (azul oscuro) o ‘goluboy’ (azul claro). Múltiples experimentos sugieren que estas palabras influyen en nuestra percepción del color “.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s