Estas son las cámaras más raras jamás comercializadas.

Los fabricantes de cámaras siempre han buscado un diseño en sus cámaras que las identifiquen con su marca. En ocasiones este diseño cumple aspectos técnicos y ergonómicos, pero en otras ocasiones responde más a la imaginación del diseñador y a veces éste tiene una imaginación desbordante.

Hoy vamos a ver algunos de los diseños más extravagantes que han llegado al mercado.

1.- Fujifilm GA645.

A simple vista parece una cámara normal, con bastantes protuberancias pero nada demasiado inusual. Sin embargo, si nos fijamos atentamente en el visor óptico podemos apreciar la singularidad de esta cámara. Y es que en su posición normal el encuadre que tenemos es vertical o de retrato. Ese comportamiento es bastante contra-intuitivo, y aunque no supone algo insalvable, si la hace merecer la categoría de rareza.

2.- Apple Quicktake 100.

En los comienzos de la fotografía digital Apple también se interesó en este nuevo mercado y con la colaboración de Kodak sacó al mercado una cámara de 0.08 megapixeles capaz de realizar 32 fotos a un tamaño de 320×240 pixeles. Portaba un objetivo de focal equivalente a los 50mm y una apertura f/2. Su aspecto hacia que fuese sujetada al estilo de unos prismáticos.

El proyecto no llegó a cuajar en el mercado, y Steve Jobs canceló su producción cuando volvió a Apple en 1997.

3.- Sony Digital Mavica MVC-FD5.

Lo particular de esta cámara de 1997 no era su aspecto cuadrado y delgado, era el hecho de que utilizará disquetes de 3 ½ para almacenar las imágenes. Con una resolución de 640×480 (0.3 Mp), esos discos eran capaces de almacenar unas 55 fotografías que podían ser vistas inmediatamente en el ordenador.

 

4.- Leica DMR.

En realidad no se trata de una cámara en sí, sino de un sistema que ideó Leica para ayudar en la transición del carrete al sensor digital con unos respaldos que se podían sustituir por los de las Leica de la serie R8 o R9 y que permitían pasar del carrete a un sensor Kodak CCD de 10 Mp y un ISO variable de entre 100 a 1600.

Su precio de 6.000$ era un poco un sin sentido, pero el precio nunca ha sido un problema para los usuarios de Leica que han querido beneficiarse de la gran calidad de sus ópticas.

5.- Fujifilm GF670.

Este curioso diseño con el objetivo en forma de fuelle permite a esta cámara de formato medio (6×6 o 6×7) plegarse y ocupar menos espacio. Ideal para llevar de viaje una cámara de gran calidad.

6.- Lytro.

Las cámaras Lytro se distinguieron por un diseño peculiar, pero sobre todo por la posibilidad de realizar el enfoque después de capturar la imagen. Eso permitía múltiples posibilidades para una misma captura pudiendo en un caso resaltar el primer plano, en otros caso el fondo, o incluso tener todo el encuadre enfocado.

7.- The Petri Photochrome.

Esta cámara de aspecto peculiar fue un intento de la marca Petri de imitar a Polaroid. Distribuida en Estados Unidos por la marca Harrison de Florida, portaba en su base un papel de impresión al estilo de Polaroid pero con la desafortunada peculiaridad de que su revelado no era instantáneo sino que debía ser positivado en laboratorio, y más específicamente en los laboratorios de la marca.

8.- Konica Aiborg.

Lo único destacable de esta cámara es quizás su extraño aspecto que recuerda al casco de Darth Vader. Konika la describía como una forma elipsoidal con un efecto brillante en los paneles frontales. Una de las primeras cámaras con un objetivo super-zoom pero más famosa por su aspecto que por sus características.

9.- Nikon Coolpix SQ.

La Coolpix SQ de Nikon fue un intento de tener una compacta digital que te permitiera disparar en ángulos diferentes a los de visión gracias a su objetivo pivotante. El problema residía en que si girabas el objetivo hacía atrás para  realizar un autorretrato, parte de la diminuta pantalla de 1.8 pulgadas quedaba oculta.

10.- Nimslo 3D.

En la década de los 80 del siglo XX Nimstec Atlanta creó una cámara de 4 objetivos capaz de crear imágenes lenticulares en 3D usando carretes normales de 35mm. Cada uno de estos objetivos captaba la escena con un ligero desplazamiento entre cada una de las tomas, grabando en cada negativo de 35mm dos fotografías, y usando una técnica de impresión lenticular producía la sensación de movimiento o de tridimensionalidad.

11- Leica S1.

Leica introdujo su primera cámara digital en 1996 con la Leica S1. Esta aparatosa cámara tomaba imágenes cuadradas con una resolución de 5140 x 5149 pixeles, pero tardaba 3 minutos en capturar la imagen. Esto limitaba enormemente su uso.

12.- Game Boy Cámara.

En 1998 Nintendo lanzó un accesorio para su consola Nintendo Boy que al ser introducido en la ranura del cartucho transformaba la consola en una cámara digital. La calidad de las imágenes dejaba mucho que desear, pero fue la primera cámara que muchos niños tuvieron y con la que disfrutaron enormemente. Las imágenes capturadas con dicha cámara podía ser impresas con la Game Boy Printer.

 

2 Respuestas a “Estas son las cámaras más raras jamás comercializadas.

    • Hola.
      Quizás la expresión jamás lleve a confusión. Nos referimos a que como estas cámaras no ha habido otras tan raras en el mercado. Varios amigos de juventud tuvieron una game boy camera y por nuestras manos han pasado una Nimslo.
      Sentimos que te robaran la Mavica, hoy sería una buena pieza de colección.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s