Así será viajar en avión a partir del COVID-19.

Aunque aquí en España estamos aún viviendo una salida del confinamiento un poco caótica, alguno de los países a los que hemos viajado en el pasado (y a los que nos importaría volver a visitar pronto una vez más) nos llevan bastante ventaja. Así, el pasado 9 de mayo, las Islas Feroe se declaraba zona libre de Coronavirus al llevar varios días sin ningún caso detectado y haber dado de alta a su último paciente varios días atrás; Islandia tiene la situación muy controlada gracias los test masivos a la población y no ha sufrido prácticamente restricciones,teniendo previsto volver abrir de nuevo al turismo el próximo 15 de Junio; Dinamarca y Noruega llevan desde finales de abril abriendo de nuevo colegios, comercios y juzgados (aunque con mayores medidas de seguridad e higiene); y Suecia y Finlandia han llevado a cabo un confinamiento bastante ligero.

Los primeros viajeros que podrán empezar a viajar en Europa serán los de Dinamarca, Finlandia y Suiza que podrán hacerlo hacia finales de Mayo. Les seguirán los ciudadanos de Reino Unido, Francia y Polonia a partir del 11 de Junio. Los últimos que tienen confirmada una fecha de apertura son los habitantes de Alemania, Austria, Bélgica, Holanda y Suecia para el 15 de Junio y Noruega para finales de Junio. Los demás deberemos aún esperar noticias y avances.

Todas estas noticias arrojan un rayo de esperanza a los que nos gusta viajar y hacer fotos en otros lugares aparte de los naturales.

Aunque aún los viajes por motivos turísticos no están permitidos y la mayoría de los países imponen una cuarentena a aquellos que entran en sus fronteras, se estima que quizás a finales de año ya haya cierta libertad de movimiento a nivel mundial y se pueda volver a viajar sin limitación de destinos. Evidentemente, va a haber muchos cambios al igual que hubo por cuestiones de seguridad anti-terrorista a raíz de los ataques a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 y, sobre todo, después de los atentados de Londres en el verano de 2006. Y afectaran principalmente a los viajes en avión.

El principal cambio que afrontaremos será el económico, por lo menos a corto plazo. Implantar todos los cambios supondrá un gran desembolso de dinero, a lo que hay que añadir que la reducción de plazas por cuestiones de aforo, y la reducción de usuarios debido a la crisis económica, harán que los costes por pasajero aumenten.

Para los que nos animemos a intentar viajar, la IATA (Agencia Internacional del Transporte Aéreo) está trabajando en un protocolo y una normativa a seguir por todos los países para que los viajes en avión puedan seguir realizándose de manera segura, y con una normativa a nivel mundial que facilite dichos movimientos. Nos tocará sacrificar derechos y libertades, pero algunas modificaciones en los aeropuertos hará que se solucionen por fin algunas de las incomodidades de los mismos que ahora sufrimos y que no se habían molestado en solucionar.

Pero entremos en materia:

1.- Antes del viaje.

.- Información del viajero: A la hora de hacer el check-in deberemos de compartir más datos de los que ahora se nos requieren. Principalmente van a ser datos de personas cercanas para controlar posibles brotes de enfermedad y para contactar si fuera necesario. Dicho formulario se rellenará por anticipado en la agencia o de manera online.

.- Check-in: Aunque ya muchas compañías hacen uso de la facturación e impresión de billetes por Internet, a partir de ahora ese uso va a ser obligatorio, recomendando el abandono del papel y animando a llevar los documentos en el móvil a través de alguna aplicación genérica o propia de la compañía con la que volemos.

2.- En el aeropuerto.

.- Distanciamiento: Al igual que ahora, debemos de mantener una distancia de seguridad con desconocimos de entre 1.5 y 2 metros. Esa distancia se mantendrá dentro del aeropuerto, en las zonas comunes, en el embarque y en los controles. Eso puede hacer que aumenten por fin los asientos en las zonas anteriores a la zona de embarque, y que el acceso al avión se haga más ordenado; llenando el avión de atrás hacía adelante y de las ventanillas hacia el pasillo. Se está estudiando también cómo organizar la recogida de maletas para evitar esperas y aglomeraciones ante las cintas de equipaje.

Se restringirá asimismo la entrada de no pasajeros al aeropuerto. Los familiares llevarán y recogerán a las personas sin entrar al recinto.

.- Control de temperatura: Se medirá la temperatura a las personas en todos los puntos de acceso al aeropuerto, bien de manera automatizada o individual. El personal estará capacitado de autoridad para admitir o no a cada pasajero.

.- Test rápidos: Se recomienda el uso de test rápidos para la detección del Covid-19.

.- Pasaportes de inmunidad: Se estudia la posibilidad de poder omitir algunos controles a aquellas personas que hayan desarrollado inmunidad al Covid-19 por haber pasado la enfermedad y puedan documentarlo con informes médicos adecuados.

.- Protección: Se recomienda el uso de mascarillas y equipos de protección para el personal del aeropuerto, así como se recomienda el uso de mascarillas a los viajeros.

.- Limpieza: Se extremará la limpieza y desinfección de todas las zonas del aeropuerto incluyendo carros, cintas transportadoras, bandejas de control, etc.

.- Escalas aéreas: Desde hace más de una década cada vez que hacemos escala en un aeropuerto tenemos que volver a pasar por los puestos de control de pasajeros. Con esta nueva situación, y con la idea de limitar los movimientos de la gente y una posible propagación del virus, se están buscando formulas para no tener que volver a hacerlo y confiar en los controles de seguridad de origen. Esta medida, además de evitar desplazamientos serviría para minimizar los tiempos de espera en las escalas.

3.- En el avión.

A pesar de lo que pueda parecernos a primera vista, el avión es una zona bastante segura. Los movimientos están limitados, todo el mundo mira en una misma dirección y la posición de los asientos ofrece una barrera de protección con los pasajeros delante y detrás nuestro. Además el aire en cabina se renueva cada pocos minutos, disponen de un sistema de filtrado de alta eficiencia HEPA que garantiza un aire libre de patógenos al 99.99% y la circulación del aire, de arriba hacia abajo, también ayuda a que disfrutemos en todo momento de un aire limpio.

.- Eliminación de asientos: Se contempla una reducción temporal de la fila central de asientos como una medida a corto plazo más para devolver la confianza a los viajeros que como una medida necesaria. Reducir en 1/3 la capacidad de los aviones haría que los precios se elevasen aún más, haciendo el coste inasumible para los compañías y/o los usuarios.

.- Protección: Se seguirá recomendando el uso de mascarillas por los viajeros y el de otros sistemas de protección añadidos para la tripulación.

.- Limpieza: La limpieza se intensificará durante las escalas, prestando especial atención en la desinfección.

.- Limitación de movimientos: Aparte de la organización ordenada de la entrada y salida de pasajeros en el avión, se reorganizará el desplazamiento del personal de cabina a la hora del reparto de comidas y bebidas para evitar movimientos innecesarios. Se controlará más el acceso a los baños del avión.

Aún quedan muchos cabos sueltos por resolver, pero los pasos se están dando. En España, el tráfico aéreo de pasajeros ha disminuido desde Marzo en casi un 60%, reduciéndose el número de vuelos en un 44% (llegando algunos días en Abril a una reducción del 95%). Se estima que no volveremos a los niveles de vuelos de 2019 hasta por lo menos el año 2023, y que en 2021 la demanda será un 25% menor de lo habitual. La llegada de una vacuna aceleraría las cosas, pero por lo menos nos queda la esperanza de poder volver a viajar para visitar a nuestros familiares o amigos en el extranjero, trabajar o realizar estudios fuera, conocer nuevos lugares o culturas, o fotografiar nuevos parajes.

Muchas de las medidas adoptadas ya serán permanentes, y deberemos de acostumbramos a vivir con ellas, pero la recompensa de poder viajar de seguro que compensa las dificultades.

Las medidas pueden sufrir cambios así que es recomendable seguir atentos a las actualizaciones de la Agencia IATA así como a las noticias oficiales de los Ministerios de Interior y Exterior de nuestros gobiernos, así como las páginas de turismo de los lugares de destino que siempre tienen recomendaciones y direcciones de ayuda para los viajeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s