Teleconvertidores. Ventajas e inconvenientes.

Cuando fotografiamos deportes o vida salvaje queremos estar lo más cerca posible del sujeto y de la acción. Sin embargo, bien porque no podemos adentrarnos al terreno donde se realiza la acción, o bien porque si nos acercamos el sujeto se aleja, buscamos siempre poder disponer del objetivo con mayor longitud posible que nos ofrezca los aumentos suficientes como para captar al sujeto con el tamaño deseado.

Para conseguirlo podemos usar un objetivo con una focal de 400mm o 600mm, o bien acoplar un teleconvertidor a nuestro objetivo.

Un teleconvertidor es un pequeño disco cilíndrico que se coloca entre el objetivo y la cámara y que consta de una o varias lentes que hacen que multipliquemos la longitud focal de nuestro objetivo con un factor de 1.4x o 2x, aumentando consecuentemente el tamaño de la imagen.

Usar un teleconvertidor para aprovechar el objetivo que ya poseemos nos proporciona ciertas ventajas, pero también ciertos inconvenientes:

Ventajas:

1.- Aumentamos la longitud focal.

Un teleconvertidor 1.4x aumenta nuestra longitud focal en un 40% transformando un objetivo 70 – 200 mm en un 98 – 280 mm, y un teleconvertidor 2x lo transforma en un 140 – 400 mm.

2.- El coste es mucho menor.

Podemos encontrar en el mercado muchas marcas de teleconvertidores y de teleobjetivos, así que la tarea de calcular un precio final puede ser complicada. Para poder comparar con propiedad los precios vamos a tomar de ejemplo duplicadores y objetivos equivalentes de una misma marca.

Así, un duplicador de Nikon suele rondar los 500€, y un teleobjetivo zoom VR 80 – 400 mm, f/4.5 – 5.6, ronda los 2.150€.

3.- Mantenemos la distancia mínima de enfoque.

Todos los objetivos tienen una distancia mínima a partir de la cual pueden enfocar, el añadir un teleconvertidor no altera esa distancia. Esto es muy importante pues si esa distancia aumentase proporcionalmente al aumento aplicado, perderíamos eficacia en los aumentos. En un teleobjetivo, la distancia mínima de enfoque es proporcional a su longitud focal: a mayor longitud focal más debemos de alejarnos para que el objetivo pueda enfocar.

Inconvenientes.

1.- Pérdida de luminosidad.

Con un teleconvertidor 1.4x perdemos un paso de luz, y con un teleconvertidor 2x perdemos dos pasos. Eso quiere decir que si el objetivo base tiene una apertura máxima de f/2.8 lo estamos convirtiendo en un objetivo con apertura f/4 o f/5.6 respectivamente.

Esto es algo muy importante, aunque a simple vista no lo parezca. Aunque nosotros podemos escoger para hacer cualquier tipo de fotografía una apertura muy pequeña, el diafragma del objetivo se mantiene en su máxima apertura hasta el momento de hacer la foto, con lo cual la cámara siempre está enfocando a la máxima apertura, recibiendo la máxima cantidad de luz posible. (Esto podemos apreciarlo apretando el botón de previsualización de la profundidad de campo si nuestra cámara posee de él; veremos cómo la escena se oscurece si no estamos usando nuestra máxima apertura).

Si nuestro objetivo base tiene una apertura máxima de f/4 y acoplamos un duplicador, esa apertura se transforma en f/8 y ya tendremos serios problemas para enfocar. Si la apertura máxima de partida es de f/5.6, con el duplicador será de f/11, y ya las opciones de enfocar serán prácticamente nulas.

2.- Problemas con el autoenfoque.

Aparte de los problemas que tiene la cámara para enfocar debido a la perdida de luminosidad mencionada en el apartado anterior, también podemos tener problemas debido a la incompatibilidad de algunos sistemas de autoenfoque. Incluso entre teleconvertidores y objetivos de la misma marca podemos tener problemas.

Normalmente, los teleconvertidores de marcas respetables y conocidas presentan una lista de objetivos con los que son compatibles. Es importante verificar que dicho convertidor nos es compatible con el / los objetivos que queremos utilizar con él.

3.- Pérdida de calidad.

Estamos incorporando una lente a nuestro objetivo, una lente que no ha sido diseñada específicamente para tal objetivo, sino que su propósito es mucho más genérico. Eso quiere decir que vamos a tener una pérdida de calidad en la imagen. No obstante, a no ser que compremos un duplicador sospechosamente barato, la pérdida de calidad suele ser menor que si recortamos la imagen para conseguir el mismo aumento.

Imagen de J.P. Morgan.

Anuncios

Una respuesta a “Teleconvertidores. Ventajas e inconvenientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s