10 Consejos para conseguir fantásticas fotos en la playa.

Con la llegada del verano se acerca el calor y las vacaciones, y uno de los destinos más visitados son las playas. Tenemos multitud de motivos a los que fotografiar en la playa, y sacar rendimiento de esta situación no es difícil, pero debemos de estar atentos a ciertas consideraciones:

1.- Evita las multitudes.

Esta es quizás la tarea más difícil de conseguir, pero también la más importante. A no ser que queramos capturar el bullicio de las multitudes, la aglomeración de personas no nos dejará movernos por donde queramos y no permitirá que obtengamos una buena composición. El que haya alguna persona en la playa nos puede ayudar a tener un sujeto sobre el que centrar la atención o como ayuda a la composición, pero definitivamente, una multitud nos dará más problemas que ventajas.

Podemos buscar una playa poco conocida o alejada, o podemos ir en una temporada distinta al verano. Pero si queremos fotografiar una playa conocida, deberemos de acudir a una hora en la que podamos encontrar poca gente. Generalmente a primeras y últimas horas del día encontraremos menos gente. Puede que en las horas centrales del día muchos se retiren a comer o a guarecerse de un sol más abrasador, pero la luz que tendremos será muy dura y sin las tonalidades que podemos obtener al amanecer o al anochecer.

2.- Mantén recto el horizonte.

Esta es una de las reglas más importantes de la fotografía de paisaje, pero mientras que en un paisaje montañoso o arbolado el horizonte no está muy definido y una inclinación puede pasar desapercibida, en un paisaje marítimo el horizonte es muy perceptible, y una inclinación en el mismo supone un rechazo para nuestro cerebro.

Si acudes con un trípode asegúrate de tenerlo bien nivelado. El nivel de burbuja te ayudará en ello. También podemos activar la rejilla en el visor o pantalla de la cámara para que nos ayude a alinear el horizonte.

Aunque podemos solucionar fácilmente un horizonte inclinado en el procesado digital, casi siempre va a implicar un recorte en la imagen y puede que perdamos información relevante que se encuentre en los bordes del encuadre.

3.- Cuida la exposición.

En la playa podemos tener luz en el cielo y reflejada en la superficie del agua y la arena mojada. Esto puede hacer que el exposimetro de la cámara trate de compensarla y la foto nos salga algo más oscura. Por eso deberemos de sobre-exponer la captura.

Podemos usar el modo LiveView para previsualizar el resultado o bien usar el histograma para obtener un valor aproximado de cuánto debemos de sobre-exponer.

4.- Presta atención al rango dinámico.

El rango dinámico de una escena es la diferencia de luminosidad entre las partes más brillantes de la misma y las más oscuras, siendo normalmente el cielo la zona más clara y el suelo la más oscura. Si esa diferencia es muy amplia nuestras cámaras no serán capaces de captar todos los detalles de la escena. En esos casos si ajustamos los valores de exposición para que el cielo esté correctamente expuesto la tierra quedara muy oscura, sin detalle, y si exponemos para que la tierra esté correctamente expuesta el cielo quedará sobreexpuesto e incluso blanco, sin detalle.

Para corregir esta situación disponemos de filtros neutros graduados en los que colocamos la parte oscura tapando el cielo para restarle luz y así equilibrar la exposición.

Si no disponemos de tales filtros podemos realizar diferentes fotografías con diferentes valores de exposición, y después mezclarlas en el procesado digital con técnicas HDR. Para ello calculamos la exposición para la zona más clara, para la zona más oscura y realizamos 3, 5 o más fotografías con valores de exposición comprendidos entre esos valores.

5.- Busca algún elemento que sea el sujeto de la imagen.

Sin un sujeto sobre el que descansar la mirada, las fotos de playa acaban convirtiéndose en un montón de arena y agua. Debemos de encontrar un buen sujeto para añadir al encuadre. Algunas ideas son: embarcaderos, rocas, sillas de playa, sombrillas, verjas, barcos abandonados, y, por supuesto, personas.

6.- Cuida el primer plano.

En la playa nuestro fondo va a ser mayoritariamente el mar y el cielo. Por eso lo que diferenciará de una foto normal de una buena foto será el primer plano. Puede ser el sujeto que hemos identificado en el apartado anterior o bien una roca, una dura, un charco, una rama, etc. Un elemento en primer plano otorgará profundidad a la escena y nos ayudará a guiar la vista de un punto a otro.

7- Busca una buena luz.

La hora dorada es un buen momento para hacer fotos en la playa. La hora dorada se produce justo después del amanecer y momentos antes del anochecer. En esos momentos el sol aún está bajo en horizonte y tenemos una tonalidad cálida en la luz. Además al tener la fuente de luz bastante baja se realzan las texturas sobre la arena. Si estamos fotografiando personas, si las situamos con el sol detrás de ellas, como luz de contra, nos creará unos bonitos brillos sobre el cabello del sujeto. También podemos crear unas bonitas siluetas si calculamos la exposición para el cielo, ya que el sujeto no recibirá suficiente luz.

Además, como hemos comentado en el primer punto, a esas horas puede que no encontremos mucha gente en la playa, con lo que tendremos mucha libertad de movimiento.

8.- Juega con la velocidad de disparo.

En la playa tenemos un elemento dinámico que es el agua. Eso nos va a permitir que en función de la velocidad de disparo consigamos un efecto u otro. Desde poder captar todo el poderío de las olas con una velocidad rápida de disparo, a tener una superficie cristalina gracias a las largas exposiciones.

9.- Usa el flash.

Puede sonar contraintuitivo, pero como mencionamos en el apartado 4, podemos tener una gran diferencia de luminosidad entre las zonas más brillantes y más oscuras del encuadre. Eso puede hacer que si queremos realizar un retrato a contraluz, el sujeto no reciba la luz suficiente y debamos de añadir el flash para aportar dicha luz.

Si tenemos la posibilidad de disparar el flash de manera remota podremos conseguir increíbles resultados.

 10.- Presta atención a los elementos.

Aunque la playa puede ser un buen lugar para relajarse y disfrutar, cuando nos acercamos como fotógrafos pude presentar ciertos riesgos, sobre todo para el equipo.

.- La arena es un agente abrasivo que puede causarnos muchos problemas si tenemos una situación de viento. Por eso, si tenemos que cambiar de objetivo lo aremos dando la espalda al viento, con la cámara boca abajo y lo más rápido posible. Vigilaremos que no entre arena en la mochila o bolsa fotográfica, y usaremos una perilla de aire para limpiar bien los objetivos cuando hayamos terminado de usarlos.

.- Debemos de tener cuidado también con el agua. El agua es un enemigo de la electrónica, y hay que añadir también la salinidad, así que debemos de vigilar bien las olas para evitar mojar nuestra cámara. Si por un casual mojamos la cámara la secaremos en cuanto podamos, por lo cual es bueno llevar una toalla pequeña o un trapo que no desprenda fibras con nosotros.

.- Compra un buen trípode. A veces se piensa que un trípode es simplemente un aparato sobre el que colocar la cámara, pero la verdad es que es mucho más que eso. Un buen trípode nos va a proporcionar una gran estabilidad que evitará las fotos movidas en largas exposiciones y también nos va a permitir colocar la cámara en ángulos de difícil acceso. Un trípode barato de mala calidad será inestable y puede que no resista ni siquiera un débil oleaje si lo clavamos en la arena cerca del agua. Con un trípode no hay término medio: o es estable o es inestable. Por eso invierte en un buen trípode o simplemente estarás llevando un trozo inútil de hierro a tus viajes.

.- Consulta el horario de las mareas. Aparte de que nos va a permitir saber si tenemos más o menos superficie de costa cubierta por el agua, nos ayudará a no quedar atrapados si nos encaramamos a algún peñasco o roca.

.- Consulta el parte meteorológico. Siempre es importante consultar el tiempo que vamos a tener. Sobre todo en cuestión de si vamos a tener lluvias o no. Si debemos de andar un largo camino desde la playa a nuestro vehículo o alojamiento, no es agradable tener que hacerlo a pie bajo la lluvia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s